Penélope Cruz, un peldaño más

Es, según la revista ‘Time’, la española más influyente del mundo. La actriz sigue subiendo enteros y se estrena en el musical con ‘Nine’, codeándose con las mejores.

Fabián W. Waintal

Ninguna otra actriz española ha llegado tan lejos. Penélope ha logrado abrir las puertas de Hollywood al acento español y ha vuelto a poner de moda una sensualidad latina que el cine no veía desde la época de Sofía Loren. El Oscar logrado con ‘Vicky Cristina Barcelona’ no ha hecho sino confirmar que la marca Cruz vende, y de qué forma, más allá de nuestras fronteras. En ‘Nine’, el público la descubrirá en su papel de Carla, amante seductora del director de cine Guido Contini. Penélope no solo actúa y baila –te sorprenderá su escena del baile erótico, que la dejó con el cuerpo dolorido y contusionado por la complicación de la coreografía–. La actriz española también canta, así que esta película no podría ser mejor plataforma para demostrar que todo lo que se propone hacer lo resuelve con profesionalidad.

¿Qué crees que significa para el mundo de Hollywood llamarse Penélope Cruz?

Es una pregunta bastante extraña (risas). No puedo opinar, desde mi punto de vista... Yo vivo mi vida y lo que intento es seguir aprenshy;diendo, seguir creciendo a base de disciplina, pero sin dejar nunca de disfrutar. Lo más bonito que tiene este trabajo es que siempre llegas con miedo y total inseguridad al rodaje. Siempre. Esas son las cosas que me dan felicidad en mi profesión: ese miedo con el que me enfrento en cada personaje es algo que no se debe perder nunca.

¿Cómo logras mantener los pies sobre la tierra?

Mi cable a tierra son mis amigos, mi familia, porque siempre me dicen la verdad. Mi hermashy;no, por ejemplo, solamente ve los defectos que tengo (risas). Pero incluso aquí, en Los Ángeshy;les, trato de llevar una vida lo más normal y tranquila posible. No suelo ir a ninguna fiesta, aunque la semana del Oscar fue una excepción: ¡No estoy acostumbrada a salir tanto!

¿Crees que compartir tu privacidad con el público es el lado malo de la fama?

Yo no elegí esta profesión por la fama sino porque me gusta mucho la interpretación, desde que era niña. Es como tener dos trabajos en uno. La fama tiene sus ventajas, pero también tiene sus dificultades, con las que hay que aprender a lidiar. No queda otra.

¿A qué dificultades te refieres?

Cuando persiguen a tu familia y empiezan a invadir tu vida privada. Pero eso no me pasa a mí sola, sino a todos los que triunfan en esta carrera.

¿Queda algo bueno?

A lo bueno yo no lo llamaría fama. Es cuando logras un trabajo que te toca el corazón. Esa es la mayor satisfacción que puedes tener. Porque, de verdad, trabajamos mucho y muy duro.

En España, ya te habías acostumbrado a los titulares del corazón y a los paparazzis...

Sí. Aquí yo empecé a trabajar a los dieciséis años. Y viví el hacerme conocida cuando aún era una adolescente... ¡Llevo muchos años así! Ahora ya es igual en cualquier parte del munshy;do, no importa a qué lugar te escapes, no hay muchas diferencias.

¿Crees en el amor a primera vista?

Creo que, muchas veces, hay cierto sentimienshy;to al conocer a alguien. Al menos, así me ha pasado a mí, en mi vida. Pero es un sentimiento extraño, como si hubieses conocido a esa persona antes, sin que haya pasado realmente. Sí que existe, mas allá de un amor a primera vista, una sensación particular, que no se puede explicar muy bien.

Recuerdo cuando Javier Bardem vino a Estados Unidos por ‘Mar adentro’ y él mismo me comentó que hacía años que no os veíais. ¿No hubo amor a primera vista?

No voy a contestar ninguna de esas cosas, porque todo es fácil de descontextualizar. Ahora se tiende a copiar las entrevistas desde internet, las publican en otro sitio, alteran tres palabras... Y yo no hablo de mi vida privada. He sido muy cuidadosa con eso, desde que empecé a trabajar, hace años. Creo que todo el mundo entiende por qué. Cualquiera con sentido común entiende que alguien quiera proteger y separar ciertos temas. Cuando se habla de trabajo, no tienes por qué hablar de cosas que no quieres revelar.

Sigue leyendo...