Olivia Munn | GETTY

Olivia Munn reconoce sufrir un trastorno con su imagen corporal durante el embarazo

La actriz espera un bebé con el también actor John Mulaney. Fue en septiembre cuando anunciaron que ampliaban la familia.

María Viéitez

En su última entrevista, que tiene lugar cuando se encuentra en el ecuador de su embarazo, Olivia Munn ha hablado sobre los problemas de dismorfia corporal que está experimentando durante la gestación. La actriz ha acudido junto con su compañera de reparto en 'Violet', Justine Bateman, al último programa del programa 'Pop Culture Spotlight with Jessica Shaw'. En esta conversación, han hablado sobre la presión que se ejerce sobre las mujeres para poseer el cuerpo perfecto y ser una madre ejemplar.

La actriz Olivia Munn. | Jordan Strauss / GTRES

"Eso es lo que escucho mucho. Amigas que me dicen: 'No soy lo suficientemente buena como madre'. Ya es bastante duro sentir que no eres lo suficientemente buena y no ser capaz de perdonarte las cosas, y es porque el mundo no te deja perdonarte las cosas", dijo Munn refiriéndose a sus propias preocupaciones acerca de la maternidad.

"Y por mucho que crezcas, progreses o cambies, si el mundo quiera abatirte, lo tiene fácil, porque piensas: 'Todavía me estoy machacando por esto que hice hace 15 años, hace 20 años'. ¿Sabes? Esos momentos los tengo cuando noto que me estoy viniendo abajo. Recuerdo una dinámica con un amigo, o una situación que no supe manejar. Y me sobrecoge pensar como, 'Ugh'. Ya sabes, esa voz que te dice: 'Oh mi Dios'. Y puede que haya pasado hace décadas", compartió la actriz de 41 años.

- Katy Perry asegura que ser madre es muy parecido a ser una estrella pop

- Jamie Lee Curtis reflexiona sobre su madre y el movimiento #MeToo

En la misma línea, Munn confesó sentirse frustrada al ver que le resulta tan complicado encontrar ropa premamá. "Tengo una amiga mía, Dios la ama, y tiene el mejor sentido del estilo, y cuando se enteró de que estaba embarazada, se puso en contacto conmigo. Así que aproveché y le dije: 'He estado queriendo hablar contigo específicamente porque tienes un gran estilo', como si necesitase ayuda con eso", explicó.

"Le dije a mi amiga: 'Es muy difícil. Porque si busco en Google ropa de calle para embarazadas, aparecen muchas mujeres preciosas que están muy delgadas y tienen una barriga pequeña, como si todo fuese así de fácil. Llevan la misma ropa, sólo que se ve un poco diferente, y yo no me siento de la misma manera, ¿tienes algún consejo? '. Y me dijo: 'Deberías contactar con Rosie Huntington-Whiteley [modelo de Victoria's Secret] porque ella también está embarazada'. Como si eso fuera lo que necesito", dijo Munn.

"Rosie es estupenda y me encanta Rosie, pero a eso me refiero, no tengo el cuerpo de Rosie Huntington-Whiteley en absoluto, y ese fue el primer paso para sentirme como si no estuviese llevando bien la maternidad. Como si no verme chic y genial y sin ningún esfuerzo, significase que estoy fallando. Eso significa que ya no estoy haciendo las cosas bien", continuó.

No es la primera vez que Olivia habla sobre los problemas que experimenta con su imagen corporal. En el pasado, ha compartido que en numerosos castings de televisión le han dicho que era "demasiado grande", algo que desencadenó en ella una gran inseguridad que la obligó a buscar ayuda profesional para perder peso.

"Eso fue lo primero que afronté cuando entré en el ojo público. Me decían que era demasiado grande para salir en la tele. Entonces empecé a no comer bien, porque oía esos mensajes y yo misma intentaba tomar ese mensaje y decir: 'Bien, crees que estoy gorda, pues llámame gorda, estoy gorda, claro, lo que fuera. Simplemente dejaba que la gente lo hiciera. Intentaba tomármelo bien, y me reía, pero no era para reírse. No me hacía gracia. Me reía en la superficie, pero entre bastidores, hablaba con los médicos, '¿Qué puedo hacer para perder peso? Preguntaba a los amigos cuáles son sus consejos y trucos. Preguntando a la gente, hacía todo lo que podía".

A medida que ha avanzado el embarazo, Olivia confiesa haber experimentado cómo estos traumas y complejos han florecido de nuevo. "Entonces empezó ese ciclo de comer demasiado, comer en exceso, comer poco… Y antes de que te des cuenta, estás demasiado delgada. […] Era algo constante, y el mero hecho de estar embarazada ha hecho aflorar todos esos sentimientos, porque me cuestiono mucho: ¿Cómo se supone que voy a hacerlo bien?".

Para abatir sus miedos e inseguridades, Munn ha intentado convencerse de que no hay una manera correcta de hacer las cosas. "Y sé que no hay nada correcto, lo entiendo, pero es realmente difícil, sobre todo por tener tantas imágenes en tu cabeza todo el tiempo de lo que parece ser la perfección". Y concluye: "Honestamente, sólo estoy emocionada por traer una pequeña persona a este mundo".