GETTY

Nicole Kidman reconoce que su depresión se agravó tras interpretar a Virginia Woolf

La actriz ha asegurado que meterse en la piel de la escritora tras su divorcio agravó su depresión

Noelia Murillo

La salud mental es, por muchos motivos, el gran tema de este año que estamos a punto de cerrar. Han sido unos cuantos personajes célebres los que han hablado sobre la necesidad de cuidarla y protegerla. Algunos, incluso, han llegado a revelar experiencias sobrecogedoras y muy personales a fin de poner en evidencia que es una problemática general que no distingue, ni mucho menos, de clase social, raza o religión.

Una de las últimas que se ha atrevido a contar una historia íntima ha sido Nicole Kidman. En una entrevista concedida al espacio This Cultural Life, de Radio 4 y perteneciente a la BBC, la actriz que recientemente acaba de presentar Being The Ricardos ha hablado sobre cómo le llegó a afectar meterse en la piel de Virginia Woolf para la película Las Horas poco después de separarse de Tom Cruise. Ambos estuvieron casados durante 11 años, tiempo en el que adoptaron dos hijos, Isabella y Connor.

-Nicole Kidman se convierte en Lucille Ball en 'Being The Ricardos'

-La reflexión de Nicole Kidman sobre su romance con Tom Cruise

Durante la entrevista, la protagonista de The Undoing ha hablado sobre cómo se ha dejado llevar por los personajes que ha interpretado y el modo en que estos se han manifestado a través de ella en las películas. Con ello, ha revelado que el hecho de encarnar a la autora de Una habitación propia agravó la depresión que estaba padeciendo. Así, ha sacado a colación de este dato la escena con la que termina la cinta, esto es, el suicidio de la dramaturga en el río Ouse, muy cerca de su casa de Sussex, en 19941.

Nicole Kidman no quiso que una doble interpretara esa escena, sino que fue ella quien, en un ademán de luchar por su salud mental, se metió al río. "No sé si alguna vez pensé en el peligro. Estaba tan metida en ella... Me puse las piedras en los bolsillos y me metí en el río. Una y otra vez. Probablemente, no tuve lo suficientemente en cuenta el peligro", ha dicho acerca de la escena en la que Woolf acaba con su vida. Con ello, la también protagonista de Los Otros ha asegurado que llegó a convertirse en ella: "No estaba en mi propio cuerpo. Virginia fluyó a través de mí. Yo era un recipiente prácticamente abierto para que esto sucediera".

A pesar de que la actriz no le confesó a nadie el momento por el que estaba pasando, en la entrevista ha señalado que cree que el director, Stephen Daldry (realizador de El lector y Billy Elliot) sí lo intuía. "Creo que fue tan delicado porque lo sabía", ha indicado. Asimismo, ha contado que a lo largo de su carrera profesional se ha encontrado en situaciones personales muy parecidas que, a veces, ha llegado a  plasmar en sus interpretaciones.

"He indagado y he atravesado tantas situaciones de salud mental, de pérdida, de ideas, de alegría, he dado vida... La vida es lo que es", ha remarcado, además de asegurar que no se quiere cerrar a medida que van pasando los años, sino que quiere estar "más disponible y ser más libre". Conviene recordar que esta no es la primera vez que la protagonista de Big Little Lies habla sobre cómo vivió su separación con Tom Cruise, ya que en una entrevista para Who en 2012 llegó a asegurar que tuvo que encontrar la salida "a través de su depresión".