Taylor Hawkins, batería de los Foo Fighters. | Getty images

Muere Taylor Hawkins, batería de los Foo Fighters, a los 50 años

El músico ha fallecido en un hotel de Bogotá horas antes de que fuera a dar con la banda un concierto. 

Julia García

El batería del grupo de música rock Foo Fighters, Taylor Hawkins, ha muerto a los 50 años de edad en un hotel de Bogotá, ciudad colombiana en la que el grupo iba a dar un concierto horas después.

Ha sido la propia banda musical fundada en 1994 por Dave Grohl, su vocalista (exbatería de Nirvana), quien ha confirmado la trágica noticia a través de sus redes sociales: "La familia Foo Fighters está devastada por la trágica y eterna pérdida de nuestro querido Taylor. Su espíritu musical y su risa contagiosa vivirán con todos nosotros para siempre", han escrito en Twitter, donde han continuado diciendo: "nuestros corazones están con su esposa, hijos y familia, y pedimos que su privacidad sea tratada con máximo respeto en este inimaginable difícil momento". 

El baterista ha aparecido muerto en la habitación del hotel Casa Medina, de la cadena Four Seasons, en la que estaba hospedada la banda al completo. La causa de la muerte no está confirmada, pero la Policía Metropolitana de Bogotá ha emitido un comunicado en el que dice lo siguiente: "La causa de la muerte se encuentra por establecer, de acuerdo a versiones de allegados el deceso podría estar asociado al consumo de sustancias estupefacientes".

Horas antes de actuar en Bogotá

De gira por Latinoamérica Foo Fighters era la cabeza de cartel de la primera jornada del festival Estereo Picnic, que se celebra a las afueras de la capital colombiana. Antes habían tocado en países como México, Chile y, esta misma semana, Argentina.

El público que había acudido a verles en Bogotá ya les estaba esperando en el recinto donde debían tocar a las 11 de la noche hora local, pero finalmente la organización comunicó la cancelación del recital por una situación "médica de mucha gravedad". Justo antes de la actuación de Black Pumas, miembros de la organización han salido a informar del fallecimiento de Taylor Hawkins y entonces se ha guardado un minuto de silencio mientras se proyectaba un mensaje en las pantallas que decía "Taylor Hawkins por siempre".

Lo que debía haber sido una fiesta con banda sonora de Foo Fighters se ha convertido entonces en el escenario principal del festival en un homenaje a su batería, ya que las velas encendidas han sustituido a la música en directo alrededor del escenario en el que se han reunido en silencio sus seguidores. Después, cinco minutos antes de la medianoche, ha soñado My Hero en todos los escenarios del festival.

Taylor Hawkins, batería de los Foo Fighters
Taylor Hawkins, batería de los Foo Fighters. | Getty images

Para los amantes de la música, el nombre de Hawkins no necesita presentaciones. Está considerado uno de los mejores músicos de su generación, y prueba de ello es que es figura clave de la banda de la que formaba parte desde el año 1997 junto a Dave Grohl. Es más, como bien saben los fans de Foo Fighters que les hayan visto en directo en algún concierto, era habitual que Grohl se pusiera a la batería, donde tantos años brilló con Nirvana hasta la muerte de Kurt Cobain el mismo año que fundó Foo Fighters, y Taylor Hawkins se metía en la piel de Fredy Mercury para interpretar algunos temas de Queen.

Sin ir más lejos, así ocurrió hace apenas cinco días, la última vez que Hawkins se subió a un escenario con su banda. Fue en el festival Lollapalooza en Argentina. Allí, después de arrojar las baquetas al público en el tramo final del concierto, cantó Somebody to Love, como en otras muchas ocasiones había hecho con Under Pressure, otro clásico de Queen, grupo al que idolatraba.