Meghan Markle con vestido rojo. | Gtres

Meghan Markle estrena su pódcast con uno de los sustos más grandes de su vida

El primer episodio tiene como protagonista a su primogénito, Archie

Noelia Murillo

Meghan Markle nunca ha sido una mujer al uso teniendo en cuenta que pertenece a la realeza británica. La que fuera actriz de televisión siempre ha destacado por su creatividad, por ir más allá de los lógicos límites establecidos por su posición social desde que pasara por el altar con el hijo pequeño de Lady Di, Harry. De hecho, a pesar de que su cuñada, Kate Middleton, siempre ha mantenido un estilo muy cercano a la que fuera princesa de Gales, siempre ha sido con Meghan con quien se han trazado ciertos paralelismos en cuanto a su actitud se refiere.

Debido a que, desde que es conocida mundialmente, siempre ha tenido ese carácter más humilde, no ha sido sorprendente que la duquesa de Sussex haya estrenado recientemente su propio pódcast. Llamado 'Archetypes', este programa se puede escuchar en Spotify y cuenta con el apoyo de la tenista Serena Williams, una de las grandes amigas de Meghan. En el primer episodio, titulado 'El concepto erróneo de la ambición', ambas debaten acerca de varios temas, comenzando precisamente por el significado de la palabra 'ambición' aplicada a los diferentes contextos que las rodean.

"No recuerdo haber sentido nunca personalmente la connotación negativa detrás de la palabra 'ambiciosa' hasta que comencé a salir con mi ahora marido. Aparentemente, la ambición es algo terrible, terrible para una mujer. Como he sentido la negatividad detrás de esto, es muy difícil dejar de sentirlo. Tampoco puedo dejar de verlo en los millones de niñas y mujeres que se hacen más pequeñas, mucho más pequeñas, con regularidad", ha apuntado inicialmente Meghan, indicando que este es el motivo por el que ha escogido a la popular tenista para acompañarle en esta narración.

-El falso vestido de Meghan Markle para conseguir el falso estilismo de negro

-Meghan Markle triunfa con un 'look' a lo 'Pretty Woman'

Además de hablar sobre las circunstancias que le han llevado a ser criticada en incontables ocasiones, Meghan Markle ha hecho referencia a un terrible episodio que tuvo como protagonista a su hijo, Archie. Este sucedió en octubre de 2019 en Sudáfrica, cuando ella, su marido y el pequeño acompañaron a la reina Isabel II a un viaje oficial. Tras aterrizar, tanto ella como Harry se fueron a dicho acto, mientras que el niño fue trasladado a la residencia de la Corona. Para ello, contó con la ayuda de una cuidadora "buenísima" en palabras de la 'royal', que se despistó con el entonces bebé.

Tras dejarlo en su cuna, fue a comer algo y, en ese momento, se encendió una estufa en la estancia de Archie. "No había detector de humos. Se supone que él debería estar durmiendo allí. Es el momento en el que estoy dando un discurso a mujeres y niñas. Terminamos el compromiso, nos subimos al coche y nos dicen que ha habido un incendio en la casa. ¿Qué? Ha habido un incendio en la habitación del niño. ¿Qué? [...] Cuando volvimos todo el mundo estaba llorando, todo el mundo estaba conmocionado. ¿Y qué teníamos que hacer? ¿Salir y hacer otro compromiso oficial? Dije: 'Esto no tiene ningún sentido'. Yo estaba como '¿podemos decirle a la gente lo que pasó?", ha recordado y, con ello, ha desvelado que fue obligada a seguir formando parte de los actos oficiales a pesar de los hechos.