Matthew Terry imagen de CK

Es el protagonista del nuevo anuncio de la firma, que se estrenó durante la Super Bowl.

Claire Mabrut

¿El concierto de Beyoncé y el corte de electricidad que ocurrió después en la Super Bowl? Ok… ¿La victoria de los Ravens? Ok… ¿El estreno del nuevo anuncio de Calvin Klein Underwear en el parón de publicidad? Esto sí que agitó a todos los americanos. Mientras que el anuncio de Bar Refaeli besando a Jesse Heiman no gustó a todo el mundo, la publicidad que presentaba la nueva colección de calzoncillos y boxers para hombre de Calvin Klein dejó boquiabierto a los espectadores.

¿La razón? Matthew Terry. En treinta segundos, este hombre con un cuerpo de escándalo consiguió ser el tema de conversación número uno del evento deportivo. El modelo, que trabaja para la agencia Ford, es una bomba nacida hace veinte años en Pensilvania. Además, trabaja como coach deportivo en sus horas libres.

Antes de su éxito como modelo trabajaba en un supermercado. Todo empezó cuando su madre envió una foto suya a la agencia Ford con motivo del concurso VMan 2011 sin que él lo supiera. Matt quedó finalista y semanas más tarde fue elegido por Steven Klein para protagonizar la campaña de su firma. Este modelo primerizo es un chico normal, va cuatro veces al gym por semana y asegura tener especial predilección por las Oreo con doble de chocolate. ¿Adorable, verdad?