D.R.

Martina Klein muestra su lado más sibarita con Nespresso Atelier

No te dejes engañar por su silueta: Martina Klein es una “disfrutona” declarada de la buena comida. Compartimos con ella el exquisito menú de Nespresso Atelier y descubrimos sus gustos, sus restaurantes favoritos y sus trucos para mantener la línea.

Isabel Loscertales | Woman.es

Natural, espontánea y risueña, Martina Klein tiene todas las características para ser la anfitriona perfecta, a pesar de su poca destreza tras los fogones. Así lo ha demostrado ejerciendo de madrina del evento Nespresso Atelier, el restaurante efímero de la firma de café que, del 20 al 22 abril y coincidiendo con el Open Banc Sabadell de tenis, ha recalado en Barcelona. Los chefs con estrella Michelin Pepe Solla (Casa Solla), Fernando Canales (Etxanobe) y Paco Pérez (Miramar, Enoteca) han sido en esta ocasión los encargados de asumir el reto de integrar el café en la cocina. Tras un apetitoso menú, tomamos el café (Nespresso, claro) con Martina y charlamos de sus gustos culinarios.

¿Eres muy cocinillas?

No soy muy cocinillas, hago cocina de subsistencia, alimento a la familia. Y, dicho sea de paso, están muy sanos y muy lozanos, así que mal no lo debo hacer. Pero no le dedico tiempo, no es de mis pasiones y al tener niños pequeños y tiquismiquis tienes que ir al sota, caballo y rey para que coman: pollito rebozado, pasta, ensalada de arroz, sopitas, alguna crema de verduras… Quizás en una siguiente etapa vital, cuando los niños ya no estén en casa, quizás pueda experimentar y hacer cosas más elaboradas.

Pero si un día vienen tus amigos a cenar a casa les harás algo menos infantil…

Soy una gran anfitriona, me gusta que venga la gente y que traiga cada uno lo suyo, aportar la infraestructura y crear entre todos un campamento. Sí que me gusta la repostería, la abuela de mi lado húngaro era una gran repostera y todos los nietos tenemos sus recetas fotocopiadas para que su legado no muera. Hay un brownie en especial que los niños adoran y, tal cual está en la mesa, desaparece.

De todo el mundo entero, ¿a quién invitarías a cenar a tu casa y qué le cocinarías?

A mí me gusta mucho salir a cenar fuera y como me gusta cocinar poco, invitaría a un gran chef para que cocine él, como Paco Pérez, Fernando Canales o Pepe Solla. Que vengan a casa y tendremos una velada en la que ellos cocinen. Trabajando desde los 16 años no he tenido tiempo para aprender mis labores (risas).

Sin embargo, sí te gusta comer bien…

Disfruto muchísimo con la comida y mi pareja disfruta muchísimo con mi disfrute. A él también le gusta comer pero tú sabes que con esto de cuidarse muchas mujeres se vuelven un poco tiquismiquis y a mi me puede mucho más el placer de los sentidos.

Recomiéndanos algunos de tus restaurantes favoritos.

En Barcelona me gusta ir al Mordisco al mediodía, por la noche al japonés Parco, con los niños hemos descubierto el Nacional, que hacen una especie de subasta de tapas, si queremos tomar arroz, vamos a Pez Vela, a Gallito o al Xiringuito Escribà. Adoro las bravas del Tomás. Y en Madrid, hemos descubierto un sitio precioso que se llama El Imparcial, con mis amigas cenamos mucho allí, también en el Bahiana, donde además hacen cócteles buenísimos o en el Naia.

D.R.

¿Cómo es tu dieta?

Mediterránea y muy completa.

¿Algún truco para triunfar con la Operación Bikini en estos tiempos foodies llenos de restaurantes molones y de tentaciones calóricas?

El mejor: coserse la boca, cosa que a mi no se me da bien, que no es sano y que nadie debería hacer. Así que mejor hacer ejercicio, cremitas y masajes de esos que duelen. Aunque los milagros no existen.

¿Eres muy cafetera?

Sí lo soy, pero soy muy mala dormidora, con los años y la maternidad ha ido a más, por tanto no debería tomar tanto, pero me gusta, lo disfruto mucho. El de la mañana es del todo imprescindible.

¿Qué es lo que más te llama la atención de esta iniciativa de Nespresso Atelier?

La arquitectura efímera es uno de mis puntos débiles, esto de quita y pon me encanta, es algo espontáneo. Me encanta Nespresso, la gente que sabe cocinar, el hecho de que sea en Barcelona y de que patrocinen el Barcelona Open Banc Sabadell de tenis, donde voy a tener toda la semana a mi chico, estos días compartimos lecho y poco más. Todo encajaba muy bien. 

¿Tu capricho gourmet favorito?

Me gusta el chocolate negro después de la siesta.

¿Con qué brindarías ahora mismo y por qué?

Por los momentos de felicidad y por la salud de la familia.

En Instagram se te ve muy feliz, ¿cuál es tu receta?

Supongo que la felicidad se valora por contraste. Uno no puede ser demasiado feliz y ser consciente de ello si no ha tenido muchas experiencias antes. Las experiencias que no te han hecho feliz pesan, así que cuando uno está acariciando momentos plenos procura que se repitan, tiene la fórmula para llegar a ellos, consigues desgranar las notas positivas de cada momento.