Brigitte Macron. | Marin Ludovic / GTRES

El look de Brigitte Macron en el último adiós a Pierre Cardin: abrigo-capa y guantes azules

La primera dama francesa acude a la misa en honor al diseñador que murió el pasado mes a los 98 años

Woman.es

El último adiós a Pierre Cardin estuvo encabezado por la primera dama francesa Brigitte Macron, quien junto con otras personalidades se reunieron en la iglesia de la Madeleine en París para una misa fúnebre en honor al reconocido diseñador que murió el mes pasado a los 98 años.

Muere el modisto Pierre Cardin a los 98 años

Así es Brigitte Macron, la nueva 'primera dama' francesa

Para la ocasión, la primera dama francesa ha elegido un abrigo-capa en color negra firmado por Louis Vuitton, que ha combinado con los botines Matchmake también de la maison francesa. Para rematar su estilismo escogió unos guantes de piel en azul eléctrico.

Según ha informado el portal de noticias especializado en moda WWD, Basilicati Cardin, sobrino y heredero de Pierre y quien fue nombrado director ejecutivo de la marca Cardin, confirmó que Brigitte Macron había solicitado una reunión con su tío abuelo, cuya sede se encuentra frente al palacio presidencial del Elíseo en París, poco antes de su muerte, pero que Cardin estaba demasiado enfermo y no la pudo ver.

“Le agradecí estar aquí hoy como representante de Francia”, dijo a WWD después de la ceremonia. “Creo que Pierre Cardin se lo merecía, porque representó la alta costura francesa en todo el mundo. Él siempre dijo que Francia lo convirtió en quien era, así que fue muy amable de su parte estar aquí", aseguró.

Mientras tanto, miembros de la Académie des Beaux-Arts, conocidos como Immortals, se pusieron sus chaquetas ceremoniales, bordadas con ramas de olivo, para despedir a Cardin, quien en 1992 se convirtió en el primer diseñador de moda elegido de por vida para la prestigiosa institución.

El diseñador Pierre Cardin, en 2014. | CVS / GTRES

También acudió Jean-Pascal Hesse, director de comunicación de la marca, y la modelo Maryse Gaspard, quien se decantó por un abrigo del diseñador y remató su sobrio estilismo con un sombrero. Otro de los rostros conocidos que rindió homenaje Cardin fue Claude Brouet, editora de moda y responsable de Hermès entre a 1988 y 1997 y el diseñador  Simon Porte Jacquemus. De hecho, el pasado mes de noviembre, ambos diseñadores se reunieron para hablar sobre moda, libertad y éxito. “Era uno de mis ídolos, me hacía soñar. He venido a rendirle homenaje por última vez”, confesó.