Adele | GETTY

El llanto de Adele, obligada a suspender su espectáculo

La artista se ha visto obligada a posponer su show en Las Vegas tal y como ha explicado entre lágrimas en sus redes sociales. 

Julia García

La pandemia sigue haciendo estragos. Casi dos años después del confinamiento, la COVID-19 sigue dándonos disgustos de todo tipo. La sexta ola está siendo especialmente virulenta en lo que respecta a la transmisión del virus y la incidencia acumulada está disparada. Los brotes están a la orden del día tanto en colegios como en grupos de trabajo, y esto es precisamente lo que ha obligado a la cantante Adele a posponer indefinidamente el espectáculo fijo que tenía previsto estrenar hoy mismo en Las Vegas, Estados Unidos. 

Entre lágrimas, a medio camino entre la tristeza y la rabia, la artista británica ha anunciado a través de un vídeo publicado en su perfil oficial de Instagram que debía posponer esta "residencia", tal y como suelen denominar los artistas a este tipo de shows fijos en la ciudad de los casinos y los neones.

"Lo siento pero mi show no está listo. [...] Lo hemos intentado todo para tenerlo a tiempo y que fuera lo suficientemente bueno", dice en el vídeo.

El motivo concreto de que no se pueda estrenar en la fecha prevista el espectáculo de Adele en Las Vegas es que tiene "a la mitad" de su equipo contagiado por coronavirus, lo cual ha hecho que se acumulen retrasos en la producción del show. Adele reconoce sentirse "enfadada y avergonzada" por tener que tomar esta decisión apenas un día antes de la fecha prevista para el estreno, ya que afecta a muchísimas personas que ya disponían de entradas para su serie de conciertos.

La cantante inglesa tenía previsto dar dos conciertos cada fin de semana hasta el próximo 16 de abril en el Coliseo del hotel Caesar, uno de los teatros más importantes de la mediática ciudad situada en pleno desierto de Mojave, en el estado estadounidense de Nevada. Fue tal la expectación cuando se anunciaron los conciertos en noviembre del año pasado que las entradas llegaron a alcanzar precios en torno a los 600 dólares. Pero en el vídeo compartido en Instagram, Adele reitera que es "imposible" empezar a tiempo la residencia, un formato que ya han protagonizado en el pasado estrellas mundiales de la música como Elton John, Mariah Carey o, más recientemente, Jennifer Lopez, entre muchos otros.

De momento, ni Adele ni su equipo han informado de las nueva fecha de comienzo de sus shows en Las Vegas. La decisión, de momento, es posponerlos de manera indefinida.