Laura Escanes. | Instagram @lauraescanes

Laura Escanes se sincera sobre su salud mental: "la terapia me ha salvado la vida"

La influencer, que tuvo que llegó incluso a abandonar las redes sociales por un tiempo por este motivo, ha hablado sobre ello en una entrevista.

María Aguirre

Laura Escanes tiene casi dos millones de seguidores en Instagram y casi 700 en TikTok. Es socia del salón de belleza Blondie en Madrid, ha escrito un libro y ha participado en campañas para multitud de marcas. Sin embargo, tiene asumido que la etiqueta de "la mujer de" es algo que por desgracia "me va a perseguir siempre". Esta ha sido una de las revelaciones que la influencer ha hecho durante su charla con Freeda, la comunidad digital que nació con el objetivo de dar voz a todas las mujeres. 

Durante este encuentro compartido vía Instagram que tuvo lugar en la casa de Laura Escanes, la joven ha contado que esto es algo que intenta gestionar "de la mejor manera posible" pero que es algo que "le molesta hasta cierto punto" puesto que ella ha decidido seguir trabajando de forma independiente y, a pesar de todo, "haga lo que haga me van a decir: 'está aquí porque es la mujer de Risto'". 

Por eso ha aprendido que para ser una creadora de contenido como es su caso, "tienes que recordar siempre que estás dedicándote tú a eso. Los demás podrán criticar lo que haces, pero al final tu vida es tuya. Si dejas que los otros estén dominando tu vida, que con las críticas tú vayas a cambiar la manera de hacerlo, no te dediques a eso porque no vas a ser feliz".

En otro momento de la entrevista, Laura Escanes aborda también el tema de la salud mental, una importante cuestión sobre la que se está empezando a hablar poco a poco pero sobre la que aún quedan muchos estigmas con los que la creadora de contenido quiere romper. De hecho, el pasado verano anunció que había decidido abandonar las redes sociales durante un tiempo por este motivo.

"Voy a estar desconecta de las redes unas semanas. Muchas cosas en muy poco tiempo y no puedo fingir que soy fuerte siempre. Os quiero", anunció en su momento. "Supongo que todos en algún momento necesitamos parar. No os voy a mentir, he pasado épocas mejores. Hay muchas batallas que no cuento por aquí, supongo que para proteger a los míos, para protegerme a mí. Este último año he pasado momentos de mucha debilidad, muchas dudas sobre infinitas cosas, muchos miedos, inseguridades y pérdidas de gente que he querido y querré siempre. Leí algo el otro día que decía: “puedes con todo, pero no con todo a la vez”. (...) Así que poco a poco, no hay prisa". 

El por qué de esta decisión tan drástica lo ha explicado también en este video compartido por Freeda, contando que "por inercia iba arrastrando muchas cosas" hasta que decidió decir basta porque sentía "esa presión de estar en redes sociales, tengo que estar bien, ¿por qué tenemos que estar bien?". 

Fue entonces cuando, además de desconectar, comenzó a ir a terapia, algo que afirma le "salvó la vida". Una afirmación con la que coinciden otros rostros conocidos como la actriz Sara Sálamo, quien confesó recientemente que acudir al psicólogo le ayudaba a gestionar las críticas que recibía o la cantante Amaia Romero, quien durante su intervención en el programa Salvados desveló los problemas de ansiedad que sufrió tras su paso por OT y cómo "sentía como si no tuviera derecho a sentirme mal".