Sus firmas The Row y Elizabeth and James, les han dado el respeto que no lograron en el cine.

Las Olsen: Money Girls

Su estilo levanta tantos odios como amores.

Carmen Melgar

De musas de teleserie a empresarias de éxito en la moda. Las gemelas Mary Kate y Ashley Olsen saben que su imagen vale más que mil estrenos.

Consiguieron fama mundial a finales de los ochenta interpretando el mismo personaje en “Padres forzosos”. Mientras otras actrices infantiles se perdían en los caminos inescrutables de la celebridad, ellas se concentraron en amasar fortuna. Y vaya si lo han hecho. Con teleseries y películas de serie B, se han convertido en empresarias... de ellas mismas. Explotan su imagen a golpe de talonario y han vendido licencias y colaboraciones con Walmart hasta el hastío. Ahora, lejos del éxito en taquilla, se centran en la moda. Lanzaron The Row en 2006, marca de propuestas a precio de oro, que desfila en Nueva York. Un año después llegó Elizabeth and James, su segunda línea –homenaje a sus hermanos–, que confirma su éxito.