Lara Stone, nueva embajadora de L'Oréal Paris

Tras una breve parada en su carrera por el nacimiento de su hijo, la top será imagen de las categorías de maquillaje, coloración y cuidado capilar de la firma.

Susana Fernández

Sus espectaculares curvas, imposible feminidad, silueta Bardot y su peculiar sexy espacio entre los dientes le hacen un verdadero icono. La gran singularidad y encanto de una belleza que ha cautivado inesperadamente al mundo de la moda y que la ha catapultado a la cima de las top models. Ella es aclamada como una de las mejores top models del mundo, muchas veces descrita como “anti-modelo” por su look deportivo y fuerte personalidad en el entorno estandarizado de la pasarela. Después de una pausa en su vida tras dar a luz a su primer hijo, Lara brilla más que nunca y se convierte en la nueva embajadora de L'Oréal Paris.

«Lara es realmente un icono moderno. Su rebeldía, sensualidad y belleza vanguardista le han hecho fuerte y con una carrera llena de éxito. Sin embargo, ella sigue siendo increíblemente genuina, auténtica, sensible y muy divertida. Adoro su estilo icónico y la forma en la que ella se distingue en cada uno de los desfiles de moda en los que participa. Estamos encantados de dar la bienvenida a esta mujer excepcional y joven madre a nuestra marca», explica Cyril Chapuy, Presidente Mundial L'Oréal Paris.

De padre inglés y madre alemana, Lara Stone fue descubierta por un agente a los 12 años de edad en un viaje con su familia en París y comenzó a trabajar siendo una adolescente. Pero no fue hasta 2006, cuando fue elegida por Givenchy para trabajar en el desfile de Otoño en Paris cuando su carrera realmente despegó. Desde entonces, ella ha desfilado en las mejores semanas de la moda para la mayoría de las grandes firmas como Chanel, Prada, Louis Vuitton, Marc Jacobs, Lanvin y Fendi convirtiéndose en musa de varios diseñadores.

La top se une de esta forma al gran grupo de embajadoras de L'Oréal Paris junto a otras como Beyoncé Knowles, Doutzen Kroes, Eva Longoria, Laetitia Casta, Freida Pinto, Julianne Moore, Hugh Laurie y Jane Fonda.