Lady Gaga | GETTY

Lady Gaga concede su entrevista más íntima en la que habla sobre sus miedos y retos más personales

La cantante ha protagonizado la última portada de British Vogue y ha hablado sobre sus miedos más profundos y los problemas con los que ha tenido que lidiar a lo largo de su carrera.

María Viéitez

Lady Gaga ha protagonizado la portada de British Vogue en su número de diciembre, un reportaje para el que ha posado desnuda y en el que ha revelado muy íntimos detalles sobre su vida personal y profesional.

Es la segunda vez este año que la estrella de pop de 35 años posa para la cabecera de la biblia de la moda, ya que también fue la protagonista del número de noviembre de la cabecera Vogue en Italia.

En este reportaje fotográfico, Gaga ha posado ante el famoso fotógrafo Steven Meisel. El resultado de este maravillo dúo ha sido una despampanante sesión de fotografías de tono dramático que no nos han dejado indiferentes.

Fue Edward Enninful, redactor jefe de Vogue Reino Unido, quien se encargo del estilismo de la artista para la sesión. Enninful dijo que quería vestir a Gaga con "algo fabuloso", y, en consecuencia, escogió un look de Alta Costura de Schiaparelli inspirado en un "impactante" y mítico frasco de perfume de los años 30.

- Lady Gaga, arrebatadora, en el último tráiler de ‘House of Gucci’

- Nuevas imágenes de Lady Gaga en la película ‘House of Gucici’

El glamuroso vestido dorado con el que la actriz y cantante posa se combinó con un ‘mullet’ en color azul eléctrico. Para finalizar el look, Enninful escogió un maquillaje de ojos violeta brillante y un lápiz de labios rojo, un detalle que añadió aún más dramatismo al estilismo de la protagonista de ‘House of Gucci’.

La sesión incluye una de las fotografías más sensuales que se han tomado de Gaga hasta el momento, una instantánea en la que la artista posa desnuda tumbada en el suelo. "Me ponga lo que me ponga", dijo al equipo en su prueba de vestuario y peinado para la sesión, "serviré al doloroso glamour italiano desde dentro". Y tenía toda la razón.

En esta entrevista, Gaga ha hablado sobre algunos de sus peores miedos, y entre ellos estaba el de la proclamación de Trump como presidente. De hecho, reveló durante la conversación que la toma de posesión de Biden en enero, que marcó la transición de poder de Donal Trump como 45º presidente de Estados Unidos, fue un gran alivio para ella. "Ese tuvo que ser uno de los días más felices de toda mi vida", dice Gaga. "Al igual que mucha gente en Estados Unidos, sentía un profundo miedo cuando Trump era presidente, y dar paso a la salida del 45 y la entrada del 46 es algo que podré contar a mis hijos".

La artista protagonista de ‘A Star is Born’ interpreta a Patrizia Reggiani en ‘House of Gucci’, un drama criminal que narra el asesinato de Maurizio Gucci, nieto heredero de Guccio Gucci, fundador de la famosa marca de lujo italiana. Su esposa, Patrizia Reggiani, fue quien ordenó el asesinato. El filme, dirigido por Ridley Scott, se estrenará el próximo 26 de noviembre con un elenco que cuenta, entre otros, con Adam Driver, Salma Hayek, Jared Leto, Camille Cottin, Al Pacino y Jeremy Irons.

"Ha sido la experiencia de mi vida hacer esta película, porque cada minuto de cada día pensaba en mis antepasados en Italia y en lo que tuvieron que hacer para que yo pudiera tener una vida mejor", ha dicho Gaga. "Sólo quería que se sintieran orgullosos, por eso tomé la decisión de hacer la interpretación sobre una mujer real y no sobre la idea de una mujer mala".

La intérprete de ‘Shallow’ ha confesado que tuvo que lidiar con muchas dificultades a lo largo del rodaje. "Tuve algunos problemas psicológicos en un momento dado, hacia el final del rodaje. O estaba en mi habitación de hotel, viviendo y hablando como Reggiani, o estaba en el set, viviendo y hablando como ella. Recuerdo que un día salí a Italia con un sombrero para dar un paseo. Hacía dos meses que no salía a pasear y me entró el pánico. Pensé que estaba en un plató de cine", comentó.