Penélope Cruz

La vida de Penélope en Hollywood

La actriz española lleva muchos años viviendo y trabajando en Hollywood, pero tiene muy claro que no se quiere quedar allí para siempre.

Fabián W. Waintal

¿Notas cierta curiosidad por parte del público por volver a veros juntos, en cine? ¿Hay planes para ello?

Bueno... Ya veremos, si aparece un proyecto adecuado, en el momento adecuado... Pero por ahora, no. No será así en la siguiente película, ni en la próxima, ni en la de después. Si surge, lo estudiaremos en su momento.

¿Soñaste con alguna vez con llegar tan lejos?

Soñaba con poder actuar, con ser una actriz con trabajo. Levantarme y dedicar toda mi energía a lo que me gusta tanto y poder vivir de eso. Esta era mi mayor ilusión y me parecía –y todavía hoy me sigue pareciendo– un privilegio increíble.

¿Nunca te has llegado a plantear quedarte definitivashy;mente a vivir y trabajar en Estados Unidos?

No. Nunca he tenido esa duda. Me lo pregunshy;tan siempre, pero nunca he dudado. Quiero seguir trabajando en mi país y aquí. Mi familia está en España... ¡con mis gatos! Incluso acabo de comprar una casa que aún estoy decorando. Voy y vuelvo. Vivo un poco entre los dos sitios.

¿Crees que llegaste en el momento justo, con las puertas abiertas gracias a artistas como Jennifer López, Salma Hayek o Antonio Banderas?

Yo creo que sí. Era un buen momento. Lo he sentido desde la primera película que hice aquí, ‘The Hi-Lo Country’, de Stephen Frears, en 1998, antes de filmar en España ‘Todo sobre mi madre’, con Almodóvar. O sea que no vine y me quedé aquí, en Estados Unidos. Siempre he estado filmando una película aquí y una allí, con la suerte de hacer personajes muy diferentes.

¿Los actores latinos se ayudan entre sí? Eres muy amiga de Salma Hayek, ¿verdad?

Pues, sí. Nos conocemos desde hace ya bastanshy;tes años. Filmamos juntas ‘Bandidas’, en 2006, y nos hicimos muy amigas. Con tantas escenas de acción, nos acordamos siempre de lo duro que trabajamos...

¿Qué hacéis cuando estáis juntas?

¡Comemos! (risas). Seguimos la peor dieta del mundo. Piensa que después de trabajar codo con codo durante 14 ó 15 horas diarias, sentíashy;mos la necesidad de salir a comer platos fritos, hamburguesas, chocolate... Después de la película tuvimos que parar un poco. Pero, durante el rodaje, comimos como cerdas.

¿Mantendrás la ciudadanía española o piensas solicitar la estadounidense, como Salma Hayek?

No veo razones de peso para hacerme ciudadana norteamericana. Por ahora, prefiero mantener mi pasaporte español. Es algo que no quiero perder.

¿Aún te quedan metas pendientes en Hollywood?

Me queda mucho por aprender. Y ese aprendizashy;je me puede seguir haciendo feliz, porque trabajo sintiendo que no sé nada, que me quedan millones de cosas nuevas que descubrir.