¿Para qué mujeres diseñas y con qué propósito?Me dirijo a una mujer que es muchas a la vez. En este siglo XXI, nosotras somos difíciles de encasillar y de muchos colores. Sin prejuicios, cómodas tanto con nuestra parte masculina como con la femenina, con criterio propio de moda y sin necesidad de un logo para enamorarse de una prenda que se aleja de las tendencias y que perdurará en el armario. La mujer debe ser más importante que la prenda, y esta, a su vez, la complementa y la ayuda a expresarse.Eres una firme defensora del Made in Spain…Totalmente. Apuesto por un consumo reflexivo, y como consumidora me interesa la procedencia de las cosas y cómo están hechas. Traslado esa necesidad a mi faceta como diseñadora utilizando tejidos europeos y pieles españolas, unido a una producción 100% Spain. Apoyo a nuestra industria de la moda y quiero exportar diseño y calidad con el sello made in Spain.Imaginabas así el proceso creativo desde la atalaya de las pasarelas?Tantos años de profesión me han aportado conocimientos de moda directamente de los creadores que hacen posible el universo de la misma. He estudiado las proporciones de las prendas, los cortes, el color, los tejidos… Y de fotógrafos y directores de arte aprendo de luz, composición, desarrollo de conceptos… Siempre he sido curiosa y muy “esponja”. Sigo teniendo los ojos muy abiertos por que me interesa todo lo que pasa a mi alrededor. Me encanta aprender.No sigues mucho la moda, ¿qué hay en tu armario?Pantalones de corte masculino, ¡me encantan de día y noche! Entre mis piezas favoritas, La Tibet, un chaleco de corte oriental en borrego doble faz, y el vestido Sahariana de lino y seda de mis colecciones.

La tenacidad de Vanesa

Combina flashes con agujas y dibujos: es la diseñadora de su propia firma de moda. Esto va en serio.

Myriam Serrano

Después de casi 20 años de profesión, la top española disfruta de una nueva vida a sus 36. Más guapa y feliz que nunca, Vanesa Lorenzo combina flashes con agujas y dibujos: es la diseñadora de su propia firma de moda. Esto va en serio.

omo una más del equipo, entra a primera hora en la redacción de Woman Madame Figaro. Es el primer día de primavera, y nos alumbra a todos con su perpetua sonrisa. Lleva total look blanco, taconazos negros y la curiosidad grabada en su mirada azul. Acaba de llegar de México, donde ha estado haciendo su 10ª portada para nuestra revista, ¡casi nada! La conoce bien, saluda aquí y allá y se sube las mangas en un ademán claro de empezar a trabajar. Algo ha cambiado: viste Vanesa Lorenzo.

¿Qué se siente al ver que tu prenda favorita lleva tu propio nombre?
Después de tanto esfuerzo y trabajo, satisfacción por ver materializadas mis ideas, que vienen de la necesidad de expresar un lenguaje estético.

Con este, ¿cuántos sueños llevas ya cumplidos?
No suelo proyectar sueños, pero sí que trabajo duro por lo que quiero, y esa es la forma de conseguir mis objetivos. Posar para "Sports Illustrated" –es la única española que ha sido portada de esta publicación, junto con Judit Mascó–, ser fotografiada por el legendario Helmut Newton o ser tres veces portada de "Cosmopolitan" USA el mismo año son algunos de los regalos que me ha proporcionado esta profesión.