Retrato de Kate Middleton con motivo de su 40º cumpleaños. | Paolo Roversi

Kate Middleton celebra su 40º cumpleaños con tres fotografías inéditas cargadas de significado

La casa real británica ha compartido un posado de la Duquesa de Cambridge repleto para conmemorar una fecha tan especial para ella. 

Julia García

9 de enero de 2022. Kate Middleton, la duquesa de Cambridge, cumple 40 años. Y Kensington Palace nos ha regalado tres retratos fotográficos espectaculares de la esposa del príncipe Guillermo. Se trata de tres imágenes seleccionadas de un reportaje fotográfico tomado en noviembre en Kew Gardens, Londres, por el prestigio fotógrafo italiano Paolo Roversi, especializado en el mundo de la moda. Dos de las tres instantáneas son en blanco y negro.

Una de ellas es un retrato en movimiento en primer plano que capta una preciosa sonrisa en el rostro de la duquesa de Cambridge. Todo lo contrario de la otra imagen en blanco y negro, un retrato más alejado tomado de perfil, como la pintura del siglo XV hacia con la nobleza. Esta pose es mucho más rígida y formal, de princesa. Tanto que en la red ya muchos la comparan con algunos retratos de Sisi Emperatriz. El vestido blanco de tul con escote barco y lazadas en las mangas y las joyas inciden en esta idea, no solo la pose.

Estas últimas tienen muchísimo en la composición; no es casualidad la manera en la que se muestra el anillo de pedida que perteneció a Lady Di, un zafiro de Ceilán rodeado por 14 diamantes y los pendientes tipo perlas que también pertenecieron a su suegra.

Pero sin duda alguna, la fotografía que probablemente pase a la historia como la más famosa de Middleton a sus 40 años es la única en color de las tres tomadas por Paolo Roversi. En ella, la duquesa de Cambridge luce un vestido de intenso color rojo, de cintura ajustada, escote asimétrico y mangas abullonadas obra de una de sus firma de cabecera, Alexander McQueen —aunque en alguna ocasión la hemos visto prendas de Zara, Middleton confía casi siempre en diseñadores británicos como Jenny Packham, Temperley London o Catherine Walker además de McQueen—.

Las joyas, de nuevo, toman un protagonismo capital en la imagen, como es tradición en la familia real británica. En concreto, Kate luce unos pendientes que pertenecen a la abuela de su marido, la reina Isabel II.

Todos los detalles del reportaje fotográfico están elegidos al detalle, como no podía ser de otro modo teniendo en cuenta que las tres imágenes firmadas por el veterano artista de 74 años formarán parte de una de las colecciones permanentes de la National Portrait Gallery de Londres, entidad de la que Kate Middleton es patrona de honor. No en vano, publicó con su colaboración en el mes de mayo un libro con fines solidarios repleto de fotografías tomadas durante la pandemia ya que ella es una gran aficionada a este arte y, de hecho, suele ponerse ella detrás de la cámara en muchas ocasiones.