Maya Harris con su hermana, Kamala, y Chrisette Hundlin. | @mayaharris_ / INSTAGRAM

Por qué Maya Harris, la hermana de Kamala Harris, atrapa casi tanta atención como la vicepresidenta

"Impresionante". Así describen los medios a la hermana pequeña de la vicepresidenta de Estados Unidos.

Clara Hernández

El ascenso de Kamala Harris a la vicepresidencia de Estados Unidos, el pasado mes de noviembre, no solo convirtió a esta hija de inmigrantes, mitad india, mitad jamaicana, en la primera mujer de la historia en acceder al segundo puesto de poder de su país y en foco de atención de la prensa internacional. Además, su estela condujo a los medios a analizar con lupa a, prácticamente, todos los miembros de su familia, empezando por su estilosa hijastra Ella Emhoff, princesa de Instagram y TikTok donde muestra sus diseños de moda, siguiendo por su sobrina Meena, escritora y abogada, y terminando por su hermana y madre de la anterior, Maya Harris, que cada día cobra popularidad y adeptos, y acapara titulares llenos de elogios como "impresionante". 

Pero, ¿por qué Maya, dos años menor que Kamala, arrastra tantos seguidores y periodistas dispuestos a contar sus virtudes? Para empezar, es la propia Kamala la que ha alabado en distintas ocasiones a su hermana en público e incluso confió en ella para ser su presidenta de la campaña presidencial hasta que abandonó el 3 de diciembre de 2019. Actualmente, es una de sus más importantes asesoras. 

"La mayoría de las personas que conocen a Maya te dirán que es una de las personas más inteligentes que conocen", ha asegurado la vicepresidenta. "El hecho de que se prestara voluntaria para trabajar en la campaña a un nivel tan alto, que es como siempre lo ha hecho, para trabajar sin descanso... Es probablemente la más dura o una de las más trabajadoras". 

Sin duda es su increíble curriculum el que la ha convertido en protagonista de diversos artículos que tratan de desentrañar los detalles de esa figura que constituye uno de los grandes respaldos de la vicepresidenta. Maya, nacida en 1967, es abogada, activista de derechos humanos, ejecutiva de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, profesora en la univesidad de San Francisco y escritora. Ya sintió en el pasado la llamada de la política como Kamala: fue asesora para dirigir la agenda política de la campaña electoral de Hillary Clinton en 2016.

A los 17 años tuvo a su única hija, Meena, pero eso no impidió que se licenciara en Stanford. "Fui una madre soltera adolescente y no hubiera podido hacer lo que hice si no hubiera tenido acceso a guarderías y mecanismos que me permitieron pagar mis estudios en la universidad", ha contado en alguna ocasión. 

Dicen que el dueto que forma con su hermana, de quien es además amiga y confidente, es garantía de éxito e incluso han sido comparadas conmJack y Bobby Kennedy. "Cuando éramos pequeñas, mi hermana siempre estaba ahí para defenderme si algún pobre chaval se metía conmigo. Ahora soy yo la que quiero defenderte a ti mientras Joe y tú lucháis por proteger nuestra democracia", dijo antes de conocerse los resultados electorales.  

Como de Kamala, su madre, Shyaamala Gopalan, que emigró de la India en los años 50 para doctorarse en Biología en Berkeley, es su gran inspiración, "una mujer fuerte". 

En sus publicaciones en Twitter ha hablado de justicia racial y cuestiones sociales, mientras en su perfil de Instagram alterna los mensajes con fotos familiares y cenas saludables. Y todo acompañado por una gran sonrisa.