Justin Bieber saluda a sus fans... Como el ídolo de masas que es.  | GTRES

Justin Bieber ha pasado por España... Fugazmente

Araceli Ocaña | Woman.es

La visita de Justin Bieber a España (a Madrid, en concreto) era uno de los acontecimientos estrella de este final de año: venía de triunfar en Milán, en los MTV Europe Awards, su single 'What do you mean?" es un temazo (se lo haya dedicado a Selena Gómez o no, por mucho que deseemos su reencuentro) y parecía haberse reconvertido tras una temporada turbulenta (con detenciones de por medio). Pero, al final, ese momento se vivió casi como el paso de una estrella fugaz (con malas pulgas).

Porque lo cierto es que ni siquiera el calor de los cientos de fans que lo acompañaron en su recorrido por la capital consiguió despertar al Justin simpático. Tanto, que hasta se marchó a mitad de la entrevista que le hacía Dani Mateo en el programa "yu: No te pierdas nada" de los 40 Principales (en el vídeo, en el minuto 8).

Sin más, el canadiense se levantó, lo excusaron diciendo que iba al baño... Y no volvió. Dejaba así colgados a los presentadores, a la cadena y a algunos youtubers (Rubius incluido, al que en algunos países se le jalea casi como si del propio Bieber se tratara) que lo esperaban para, según se había prometido, "romper internet".

A pesar de todo, es una estrella y se le perdona, el propio Dani Mateo lo ha hecho:

Eso no quita para que incluso Dani Martín (que pasaba por aquí) no haya criticado la actuación de Justin:

Sus fans (a quienes, recordemos, Twitter censuró diferentes hashtags por estar siempre en las primeras posiciones y desvirtuar el sistema de Trending Topic) defienden que la traducción no se entendía lo suficiente y que las preguntas no eran las adecuadas, la misma postura de algunos medios extranjeros, según informa El Periódico.

Sin embargo, por la noche, ya en Antena 3, Justin se dejaba ver en El Hormiguero, uno de los espacios con más audiencia de la televisión española en el que le esperaban, de nuevo, cientos de fans dentro de plató y fuera.

De nuevo, capucha sobre gorro, como si viniese directo del gimnasio, Justin Bieber se mostraba antipático, y ni el calor de las fans o el regalo (regalazo) de parte de la productora del programa de una tabla de surf que vuela despertaron una sonrisa. Miradas ausentes, gesto serie y solo se movía para beber constantemente de una taza. De hecho, durante su actuación en directo, una versión en directo de ese single ya internacional, 'What do you mean?', el ídolo increpaba a las fans por no dar palmas como él consideraba correcto...

 

Y, así, sin más, sin despertar al genio que saltó a la fama tras unos vídeos de YouTube, terminaba la visita de uno de los iconos pop del siglo XXI. Ni la radio, ni la tele, al final fue la fama la que mató a la estrella. Eso, y que, según se justificaba horas después, se encontraba malito...