D.R.

José Coronado y Raúl Arévalo protagonizan 'Cien años de perdón'

Un rodaje difícil en el que apenas se vieron las caras... Así se rodó 'Cien años de perdón', la película protagonizada por José Coronado y Raúl Arévalo. 

Ester Aguado | Woman.es

Ambos estrenan la trepidante “Cien años de perdón” (4 de marzo) con la impresión de haber participado en un espectáculo de magia: «Fue un rodaje extraño. La acción transcurre en Valencia, pero rodamos entre Buenos Aires y Canarias... Jose, por ejemplo, no pisó Argentina. Y ha quedado de puta madre (risas)», explica Raúl.

«Yo también estoy sorprendido con el resultado. Tenía un par de escenas con Rodrigo de la Serna, nos conocimos por Skype y nunca nos vimos las caras por problemas de agenda. Rodamos con dobles. Pero el torbellino de Daniel Calparsoro ha puesto la magia», afirma Coronado.

¿El resultado? «Una peli para disfrutar: las mujeres, por la acumulación de tanto hombre guapo... y encima, argentinos; los hombres, porque la temática –el atraco a un banco– nos pone. Traspasa el thriller para convertirse en una historia transgresora de adrenalina, de sospechas, de corrupción política con una factura impresionante», explica Jose.

La política empieza a protagonizar el cine... «Es triste, pero está de rabiosa actualidad. En España, al que roba le convierten en el puto amo, en un héroe. Y eso es un problema que solo se ataja en los colegios, a través de la educación», asegura Coronado. «Yo oí a un sociólogo italiano que decía que la gente había mantenido tanto tiempo en el poder a Berlusconi porque, para el italiano medio, su imagen de poder, lujo y putas era a lo que ellos aspiraban. Aquí entendemos a los que roban... ¡qué español es eso!», exclama Arévalo.

Ambos son positivos a la hora de valorar la remontada del cine español, pero el precio a pagar ha sido excesivo: «Hay más profesionalidad y conocimiento del medio. Sabemos hacerlo todo mucho mejor y encima con más mérito, porque lo hacemos con la mitad de presupuesto que hace 6 años», asegura Jose.

Que se lo digan a Raúl, al que le ha costado sangre, sudor y lágrimas levantar su primera película como director, “Tarde para la ira”: «La estrenaré este año, aunque aún me faltan diez días de rodaje con Antonio de la Torre y Luis Callejo. Me he rodeado de los mejores profesionales, así que la he disfrutado como un loco.»

Coronado apuesta por “El hombre de las 1.000 caras”, que acaba de rodar con Alberto Rodríguez sobre el caso Paesa y por la intrigante “Contratiempo”, de Oriol Paulo, aunque no puede evitar rendirse a Leonardo DiCaprio. Tampoco Arévalo: «“El renacido” es una de las obras maestras del año. DiCaprio tiene una coherencia y una evolución en sus personajes... Es inteligente, por su físico, podría haberse ido por otros caminos, pero siempre ha arriesgado y siempre ha brillado. A sus cuarenta años, ha hecho menos películas que yo en nueve años de carrera.»