GETTY

Jessica Chastain, tras recibir el premio SAG a la Mejor actriz: "Era mi sueño"

"Soy la persona más afortunada del mundo", ha dicho la intérprete, enfundada en un impecable traje de Dior Haute Couture. 

Noelia Murillo

Los Premios del Sindicato de actores (SAG, por sus siglas en inglés) son unos galardones que, habitualmente, se miran con lupa, puesto que la mayoría de las veces suele dar alguna pista de lo que ocurrirá en los próximos premios Oscar. Estos tendrán lugar el 27 de marzo y, por el momento, están muy poco definidos debido al aluvión de películas estrenadas a lo largo de este año.

Una de las categorías que más dudas suscita es la de Mejor actriz, puesto que las nominadas realizan soberbias interpretaciones y algunas de ellas, incluso, están valoradas como las mejores de toda su carrera cinematográfica. Es el caso de Nicole Kidman, que por 'Being The Ricardos' podría llevarse la estatuilla debido a la fantástica manera de interpretar a la actriz cómica Lucille Ball.

Por otra parte, son muchos los que desean que ese premio lo reciba Kristen Stewart por 'Spencer', que sería el primer Oscar de la actriz, ignorada en los recientes premios SAG. Por otro, estamos deseando ver a nuestra actriz española, Penélope Cruz, recibiendo su premio por 'Madres paralelas', que sería su segundo Oscar tras 'Vicky, Cristina, Barcelona'.

No obstante, el foco mediático también se ha centrado en otra de las actrices nominadas, Jessica Chastain, que aspira a convertirse en a mejor de su categoría por 'Los ojos de Tammy Faye'. Independientemente de lo que ocurra en marzo, hoy podemos decir que la actriz de 'Interstellar' ha recibido el SAG a la Mejor actriz por esta espléndido biopic dirigida por el comediante Michael Showalter.

Se trata de una cinta que cuenta el ascenso y la caída de la telepredicadora evangelista Tammy Faye Bakker, que en los años 70 y 80 triunfó en la pequeña pantalla, dando comienzo a la red de cadenas religiosas más extensas de Estados Unidos y gozó de gran popularidad. A pesar de su carisma y personalidad, pronto se vio salpicada por problemas financieros y otros escándalos que pusieron fin a su gran imperio.

Para aceptar su premio, Jessica Chastain se ha subido al escenario con un impecable traje de Dior Haute Couture en color plata formado por chaqueta y pantalón. Con su archiconocida melena pelirroja suelta y con ondas, así como pendientes de diamantes y un potente maquillaje que combina negros y destellos a juego con el traje, la actriz ha reconocido sentirse incrédula por haber sido la elegida.

"Soy la persona más afortunada del mundo. Era mi sueño", ha indicado, antes de asegurar que gran parte de ese premio se debe al talento de los demás compañeros y actores que le rodean. "Quería ser actriz toda mi vida, y desde que era niña era lo único en lo que realmente pensaba. Hubo años de estudiar y acudir a audiciones y no conseguir trabajo", ha desvelado, antes de afirmar que sabe cómo se sienten las derrotas dentro del mundo de la industria del cine.

Finalmente, ha lanzado un mensaje de esperanza. "Para aquellos de vosotros que estáis luchando y sintiéndoos invisibles, solo quiero que sigáis adelante, porque estáis a una película de distancia, ¡lo prometo!", ha concluido la ganadora, visiblemente emocionada, generando el aplauso unánime de la sala.