El Hormiguero

Isabel Díaz Ayuso, sobre sus campañas de desprestigio: "No me intimidan esas situaciones"

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha visitado por primera vez El Hormiguero

Noelia Murillo

A pesar de que este martes 9 de noviembre, Día de la Almudena, ha sido festivo en la Comunidad autónoma de Madrid y que la mayoría de los negocios han echado el cierre para tomarse su merecido descanso, la presidenta Isabel Díaz Ayuso ha continuado trabajando y no lo ha hecho precisamente como suele hacerlo.

Lejos de su despacho del Ayuntamiento de la capital, la presidenta ha trasladado sus tareas a un espacio muy diferente y en el que, por cierto, nunca antes había estado: el plató de 'El Hormiguero'. Siendo esta la primera vez que acudía a entrevistarse con Pablo Motos y debido a la supuestamente tensa situación que existe actualmente entre ella y el alcalde madrileño, José Luis Martínez Almeida, el conductor de este programa no ha querido perder la oportunidad de preguntarle acerca de en qué punto se encuentra esta relación.

-Isabel Díaz Ayuso se sincera con Bertín Osborne sobre la maternidad

Ante esta cuestión, Isabel Díaz Ayuso ha querido recordar a los espectadores que mantiene muy buen 'feeling' con Almeida y, en general, con el partido político al que pertenece, pero siempre tomando cierta distancia. "Soy una persona con criterio propio y eso me va a acompañar toda la vida. Soy una persona libre, una mujer libre", ha comentado, reconociendo que está muy orgullosa del puesto que ocupa y asgurando que "nunca voy a hacer nada que sepa que va a pesar en mi conciencia".

Si bien es cierto que, como es lógico, gran parte de esta conversación ha girado en torno a la política, ha habido un aspecto que el presentador no ha querido pasar por alto y se refiere a las constantes campañas de desprestigio a las que ha sido sometida, ya que se trata de una de las personalidades políticas que ha recibido más ataques personales durante su mandato.

"Me han intentado hacer de todo, todo tipo de campañas de desprestigio para acobardarme", ha reconocido y ha asegurado que siempre ha optado por seguir trabajando y hacer caso omiso a ese tipo de críticas. "No me intimidan esas situaciones, porque estaría despistada. Necesito que la gente sienta que luchar merece la pena", ha añadido, confirmando que nunca se arrepintió de ir en contra de la opinión de Moncloa en lo que se refiere a las medidas tomadas durante la pandemia, entre las que destaca el mantenimiento de los establecimientos abiertos.

Al margen de estas decisiones, Pablo Motos ha mencionado las críticas que recibió a finales de marzo y poco antes de que se celebraran las elecciones autonómicas del 4 de mayo. Entonces, la presidenta madrileña fue tachada de "loca" e "ida". "Mi padre falleció por una demencia. Son enfermedades muy duras y aquellas personas que las han sufrido saben que este tipo de comentarios pueden llegar a ofender, pero nada más. Me hicieron una campaña de desprestigio desde Moncloa perfectamente orquestada y se llegó a decir que era incapaz, insolvente, estúpida, corta...", ha dicho en base a la información que recibió por parte de "varios periodistas".

Con el fin de explicar cómo le afectan estas campañas contra su persona, la política popular ha indicado que "siempre mira hacia adelante. Toda la vida he sido tendente a complicarme con todo y a hacer todo por mí misma. Estoy acostumbrada a que las cosas son difíciles, a empezar desde cero, a enfrentarme a dificultades, pero pienso en cómo quiero que acaben, lo proyecto y suele suceder", ha confesado.