Grace Kelly, en una de las imágenes del documental 'Grace Kelly - El destino de una princesa' | Cedida

Grace Kelly, de una vida de ensueño y una muerte que hoy sigue siendo un misterio

La princesa de Mónaco falleció en la madrugada del 14 de septiembre de 1982

Noelia Murillo

Hay algo de verdad en que la muerte de las personas famosas jamás se llega a esclarecer precisamente por su popularidad o celebridad. Son incontables las ocasiones en las que nos han surgido muchas dudas tras el fallecimiento de un famoso. Ponemos por ejemplo el caso de Diana de Gales, que hoy en día, 25 años después del fatídico accidente de tráfico que acabó con su vida en París, se sigue sin publicar de manera oficial qué fue lo que sucedió aquella noche.

Lo mismo ocurre con Grace Kelly, que también falleció en circunstancias similares hace ya 50 años, en la madrugada del 14 de septiembre de 1982. La que fuera actriz de cine del Hollywood clásico se encontraba a bordo de su Land Rover junto a su hija, Estefanía, que previsiblemente comenzaría sus estudios en París dos semanas después, motivo por el que ambas tenían planeado un viaje a Mónaco para organizar todo. Entonces, la princesa de Mónaco decidió conducir ella su coche, en lugar de su chófer, para acudir a la ciudad para esta puesta a punto.

Tras la segunda guerra mundial y la imperiosa necesidad de pilotar los aviones con gafas de sol, surgió esta tendencia tanto para hombres como para mujeres. | Bettmann

Generalmente, Grace de Mónaco no conducía, pero en esa ocasión se vio obligada a ello, puesto que los asientos traseros del vehículo estaban repletos de cajas y vestidos para esta travesía. Si bien es cierto que el chófer se ofreció a realizar un doble viaje (primero, llevarlas a palacio de los Grimaldi y, después, volver a por el resto de su indumentaria), la princesa se negó y emprendió su viaje acompañada exclusivamente por su hija, que se encontraba en el asiento del copiloto. Ninguna de ellas llevaba el cinturón de seguridad puesto.

La muerte de la protagonista de 'Atrapa a un ladrón' tuvo lugar muy cerca de La Turbie, una población francesa medieval perteneciente a la región de la Provenza. Tras una curva muy pronunciada, no pudo frenar el coche y se estrelló contra un muro para, después, precipitarse por un acantilado de 35 metros de altura. Resultado de este aparatoso accidente, Grace sufrió un traumatismo craneal del que no pudo sobrevivir (tras ser intervenida de urgencia, entró en coma) y tuvo que ser operada de urgencia, mientras que Estefanía, solo resultó herida con una fractura cervical. 

-Así es como Carlota Casiraghi ha hecho un homenaje a su abuela, Grace Kelly

-Carlota Casiraghi lleva el bañador que lució su madre, Carolina de Mónaco, y su abuela, Grace Kelly

Entonces, se dispararon unos rumores que hoy en día se mantienen, debido a que la princesa no le gustaba conducir y rara vez se la había visto al volante de un automóvil (de hecho, no existe ni una sola imagen pública en la que aparezca de este modo). Por otra parte, los médicos forenses aseguraron que Grace de Mónaco había sufrido un derrame cerebral mientras conducía, motivo por el que perdió el control del Land Rover, según indica Cristina Morató en 'Diosas de Hollywood' (2019).

Grace Kelly con corte de pelo long-bob | Archive Photos / GETTY

En cualquier caso, se abrió una serie de incógnitas, entre ellas, quién realmente conducía el coche en ese momento. Aparte de que a Grace no le gustaba esta actividad y, según dicen, tampoco tenía carnet, fue su hija la que tuvo que salir por la puerta del conductor porque la suya estaba atascada. Tampoco se le hizo autopsia, por lo que no se supo con exactitud la causa de la muerte o, al menos, no se llegó a comentar de forma pública y oficial.

Lo cierto es que tras ese accidente, Estefanía sufrió una presión mediática brutal, ya que se le acusaba de haber acabado con la vida de su madre. "No solo tuve que pasar por el horrible trauma de perder a mi madre a una edad muy joven, sino también estar a su lado en el momento del accidente. Nadie puede imaginar lo mucho que he sufrido y sigo sufriendo", dijo en una de sus últimas entrevistas, publicada en Paris Match.