Entrevista al actor Quim Gutiérrez

El actor catalán ha sido imagen de firmas como Givenchy y no duda en expresar la pasión que siente por el mundo de la moda.

Paula Callejo

Vestido con una sencilla camiseta negra, unos pantalones pesqueros del mismo color y una bomber verde militar aparecía Quim Guitiérrez en el photococall de la fiesta que PullBear celebraba ayer en Madrid. Su actitud y los pequeños detalles, como la fina cadena que colgaba de su cuello, muestran que, pese su aspecto aparentemente desaliñado, en su look nada se deja al azar.

El actor catalán ejercía de maestro de ceremonias en la fiesta de presentación de los nuevos uniformes del Mutua Madrid Open, diseñados por la cadena de Inditex. Cerveza en mano y con la naturalidad que le caracteriza, Quim tuvo un rato para hablar con nosotros sobre su impresión del mundo de la moda.

- ¿Cómo ves que una firma low cost se encargue de diseñar los uniformes de un evento deportivo tan relevante como es el Mutua Madrid Open?

Pues me parece muy bien. Creo que hacen un esfuerzo por democratizar según qué deportes que tienen una herencia un poco elitista como es el tenis, y me parece genial.

- ¿Qué relevancia tiene la moda para ti en el día a día?

Creo que tiene una relevancia mayor de lo que todos creemos. En el fondo en cuanto te vistes, en cuanto te pones algo para salir a la calle sea una actitud anti moda o una actitud de “paso de todo”, eso en sí mismo ya tiene algo de moda ¿no?, de alegato estético en cuanto sales. Con lo cual, creo que a todos nos afecta aunque digamos que no.

- Has trabajado para Givenchy y tienes mucha relación con la moda extranjera. Ahora toca mojarse. ¿Con qué te quedas: moda internacional o moda española?

(Risas) Yo me quedo con los mejores proyectos, creo que hay cosas aquí cojonudas y hay cosas fuera que también lo son. Los buenos productos son defendibles independientemente del sitio del que vengan. Es como cuando te ofrecen películas fuera o películas aquí, las películas buenas se hacen porque a uno le apetece hacerlas.

- ¿Crees que la moda española está a veces infravalorada?

Creo que tiene muchas dificultades, igual que la cultura en general en España, así que creo que es un problema de ámbito más global.

- ¿Y qué crees que hay que hacer para potenciar ambas? ¿Consideras que ahora está complicado?

Sí, porque me da la sensación de que al final se reduce a una actitud en el ámbito privado, en qué es en lo que a ti te educan pero no solo en el colegio, sino en lo que tú ves en casa. Creo que tiene mucho que ver con eso, y ahí es muy difícil meterse.