Ellie Goulding | GETTY

Ellie Goulding después de dar a luz: "Aprecio más mi cuerpo porque he hecho algo muy bonito"

Ellie Goulding se ha sincerado sobre el viaje que ha experimentado durante y después del embarazo, y cómo dar a luz a un bebé le ha dado la oportunidad de apreciar aún más su cuerpo.

María Viéitez

En su más reciente entrevista en el podcast 'Reign With Josh Smith', Ellie Goulding se ha sincerado sobre cómo su vida y el amor hacia su cuerpo han evolucionado durante y después de su embarazo. La cantante de 34 años y su marido, Caspar Jopling, de 29, dieron la bienvenida a su primer hijo, Arthur, el pasado mes de mayo.

La intérprete de 'Love Me Like You Do' ha confesado que la maternidad ha cambiado por completo la perspectiva que tiene sobre su cuerpo. "Acabo de tener un flashback de, quizás, dos o tres semanas después de dar a luz. Iba caminando con una camiseta cómoda y unos leggings, estaba haciendo yoga o alguna actividad postnatal y mi barriga estaba colgando y no me importaba. Nunca me ha importado menos que mi cuerpo esté expuesto", comentó la artista.

"Acabas de tener un hijo, y sientes esta comodidad de saber que no eres tu ‘yo’ normal, y no sientes la necesidad de perder peso, no sientes la necesidad de mirar, entre comillas, 'cómo te veía antes'", dijo Goulding. "Es como si apreciaras tu cuerpo un poco más porque te das cuenta de que ha hecho algo muy bonito".

- El vestido de novia más romántico lo ha llevado Ellie Goulding en su boda con Caspar Jopling

- ¿Ayunarías 40 horas seguidas? Ellie Goulding, sí

Según ha contado Goulding, decidió volver a trabajar a las tres semanas de dar a luz, motivo por el que recibió algún que otro comentario impertinente. "Hay una cosa que, definitivamente, he notado y observado, y es que me preguntan mucho como, 'Oh, ya estás trabajando. ¡Vaya!", dijo. "A Caspar no le han preguntado eso ni una sola vez, ni una sola vez le han preguntado en plan: 'Oh, ¿estás seguro de que quieres volver a trabajar? Mientras que a mí me lo han preguntado muchas veces... Podemos hacer varias cosas a la vez y podemos trabajar. Y ya sabes, es un reto. Y también respeto mucho, mucho, mucho, a las mujeres que sólo quieren ser madres porque es un trabajo a tiempo completo. Está el lado emocional. Está el lado físico", añadió.

Y continuó: "Volví a trabajar tres semanas después de dar a luz y sí, me dolía un poco y estaba un poco desorientada, pero escribí muchas canciones buenas. Así que estoy muy contenta de haberlo hecho. Y creo que todos deberíamos poder tomar nuestras propias decisiones".

Goulding también abordó el tema de su previa adicción al deporte, la cual llegó a considerar un hábito normal. "Hacía una sesión de HIT hasta que mi ritmo cardíaco subía como a 190 para sentirme realmente viva y loca. Hice eso durante unos años hasta el punto de que incluso si había ido a un evento o a un concierto o algún sitio donde había tomado unas cuantas copas, seguía yendo a casa y me aseguraba de subirme a la cinta de correr. Incluso aunque solo fuese para caminar. Y pensaba que eso era normal".

Ahora, sin embargo, entiende que no el ejercicio extremo como hábito e imponérselo como una actividad obligatoria no era saludable. "Luego fue cuando miré hacia atrás -porque sólo sabes que has estado en un mal lugar cuando vuelves a estar en un buen lugar-, me di cuenta de que era un poco raro, de que no era saludable", añadió. "Los últimos años han consistido en comprender que puedo levantarme y no tener que salir a correr. Puedo levantarme y hacer un estiramiento o desayunar o sentarme a leer un libro o las noticias. Ya no siento la necesidad de hacer algo extremo todos los días. Y creo que aquello nació de perseguir los constantes subidones de estar de gira".