El cáracter tiene estilo

Empar Prieto, directora de WOMAN

Cuando pensamos en mujeres que poseen un estilo fantástico –entiéndase estilazo, ese intangible bono que el azar se juega a la ruleta rusa con nuestro ADN, y que es independiente de kilos, medidas o posición social–, es imposible separar el carácter de esa mujer de la manera en que viste. Es más, puede que su look, su ropa, sea sólo una anécdota (una maravillosa anécdota) de su personalidad. Un ejemplo: la lúdica, vibrante y hasta decadente manera en que Kate Moss vive su vida, se hace obvia cada vez que sale a la calle y los paparazzi nos regalan una instantánea suya. Cada-detalle de su imagen lo proclama a gritos, la pillen con ojeras y camiseta de tirantes, bolsa de papel en ristre, o súper glamourizada en la fiesta de los Oscar de la moda. Poco importa lo que lleve, el tema es que lo lleva ella, y eso imanta a millones de mujeres en todo el planeta. Es increíble. Quizás porque Kate es auténtica. Por ello, no es casualidad que protagonice este mes la portada de WOMAN. Porque esta revista que tienes entre las manos estrena nueva etapa, y nadie nos pareció mejor que ella para abanderarla. En este momento, un equipo trabaja –a destajo, doy fe de ello– para que encuentres en WOMAN algunas de las cosas que Kate Moss representa: magnetismo, estilo, frescura y descaro. En un compendio de dos: pura actualidad.

Pero, ¿quién es esa tal WOMAN...? Pistas; es una mujer joven, la moda es su fetiche, busca una imagen propia, y una revista que le dé las claves para conseguirla. Con criterio pero sin cátedras, con imaginación e individualidad. Quiere verse y mantenerse guapa. Necesita saber de los últimos tratamientos, de los productos más nuevos, de los trucos infalibles, y todo ello de un modo ágil. Porque la vida sigue su ritmo inexorable. Se siente viva, y por ello le interesa lo que pasa a su alrededor, especialmente, lo que atañe a su condición de mujer. La gente (creativa), la música, los viajes, el arte, el cine... no concibe la vida sin ellos. Y sin que sus emociones se reflejen en el espacio donde vive, el entorno que frecuenta, los planes que hace.

Le gusta ser sexy y, de vez en cuando, flirtea con los límites manteniendo dignidad e inteligencia. A veces, las más, tiene dudas (¡por favor... paren el mundo que me bajo!) y necesita un cable. Pero no tiene miedo a las respuestas, porque sus preguntas son directas. Si en algún momento te has reconocido en esta mujer, WOMAN y tú tenéis una cita mensual. El camino es largo, y los objetivos, claros; poco a poco, esperamos que la revista cumpla esas expectativas. Lo que nos interesa es que tú te encuentres a gusto en ella. Y algún día, si llega el caso, podremos soñar juntas en ser como Kate, realmente (y a su modo), auténticas.