Jordan Strauss

Brie Larson presume de NFT... y enfada a los tuiteros

La oscarizada actriz, protagonista de Capitana Marvel, se ha visto envuelta en una polémica en Twitter tras promocionar en su nueva foto de perfil una imagen con fines solidarios. 

Julia García

Se ha vuelto a liar en las redes sociales. Esta vez ha sido con Brie Larsson, la ganadora del Oscar por La habitación, como protagonista. La actriz ha informado en su perfil oficial de Twitter la adquisición de un NFT (siglas de Non Fungible Token) de @FlowerGirlsNFT realizado por la artista Varvara Alay.

Según ComicBook.com, el NFT fue comprado en la plataforma Open Sea y le ha costado 0.725 ETH, lo que equivale a alrededor de 2.700 dólares, y no es el primero que adquiere la artista norteamericana. Además, de esta misma colección han comprado también diseños Eva Longoria, Gwyneth Paltrow y Resse Witherspoon, pero ha sido a Brie Larsson a la que los tuiteros han criticado de forma masiva por esta decisión.

¿Qué es un NFT?

Un NFT es el término que describe archivos digitales únicos y singulares que están protegidos por blockchain para garantizar esta exclusividad y que puedan ser, por lo tanto, coleccionados y revendidos. Es el invento que ha permitido el desarrollo de un mercado reciente del arte digital, de manera que este se pueda coleccionar. Sustentado en tecnología blockchain, es un negocio en auge que también ha generado una oposición masiva en una parte de la opinión pública.

Una de las críticas más comunes a los NFTs es que se pueden plagiar, por lo que muchas personas los catalogan de estafa, tal y como se puede leer en muchos de los comentarios al tweet en el que Brie Larsson anuncia su nueva adquisición. “Los NFT son una estafa y cualquiera que piense lo contrario o está intentando estafarte o está siendo estafado. No me importa las veces que tenga que repetirlo", le contesta una tuitera a la mujer que da vida a la ‘Capitana Marvel’ en las películas en la que aparece este personaje de cómic

El otro argumento en contra de este negocio más extendido es que contaminan muchísimo al medioambiente. "Brie, los NFT son malos para el medio ambiente y facilita que a los artistas les puedan robar su trabajo. Esto no está bien", le dice otro tuitero a Larsson. "Dios mío, tú también no. No sé cuántas celebridades tienen que enterarse de esto pero respira hondo los NFT y las criptomonedas son terriblemente malos para el medio ambiente, peores que la huella de carbono completa de algunos países, son tan malos que están destrozando Kazajistán por culpa de una guerra civil", apunta otra.

En este sentido, hay que matizar que todavía no hay estudios suficientes sobre el impacto en el medioambiente de la tecnología blockchain, que sustenta esta práctica comercial de los NFTs, que ya no solo está vinculada con el diseño, sino que también es creciente su impacto en industrias como la del videojuego, por ejemplo. La teoría de vincular con los NFTs con las protestas recientes en Kazajistán se debe a que según la estimación del Índice de Consumo Energético del Bitcoin de la Universidad de Cambridge, el mayor referente en este sentido, este país es el cuarto en la distribución de las granjas de minado alrededor del mundo solo por detrás de China (acumula la mayoría, más de un 70%), Rusia y Estados Unidos. Pero también es cierto que en Kazajistán las protestas comenzaron cuando el gobierno eliminó el precio tope del gas licuado de petróleo (GLP), combustible al que convirtieron sus automóviles muchos kazajos porque era más barato.

Impacto medioambiental

Más allá de esta cuestión geopolítica, sí hay indicios del impacto medioambiental de la tecnología blockchain en la sostenibilidad del planeta, si bien es cierto que los NFT no usan Bitcoin, criptomoneda en la que están centrados la mayoría de los estudios disponibles.

Los NFT utilizan la red Ethereum, cuya moneda son los ethers. Según el Índice de Consumo energético de Ethereum desarrollado por Digiconomist con la misma metodología que el Índice de Cambridge sobre el Bitcoin, se estima que esta red consume al año tanta energía como Bulgaria, pero tal y como se ha publicado en los últimos meses en medios especializados en materia económica y tecnológica, Ethereum esta trabajando a nivel de innovación para abandonar a corto plazo el minado tradicional y reducir así su impacto medioambiental.

Lo cierto es que Brie Larsson, una de las celebrities más activas e innovadoras en las redes sociales dentro de las que tienen profesiones ajenas al mundo digital, ha sido cancelada por la decisión de apoyar y adquirir NFTs. De momento, la artista no se ha referido a esta reacción en masa contra su decisión, si bien no parece que se arrepienta de ello porque mantiene su nueva adquisición como foto de perfil en la red social del pajarito.