GETTY

De Baby a una desconocida: así fue la transformación de Jennifer Grey tras una fatídica rinoplastia

La actriz va a publicar su autobiografía, 'Out Of The Corner'

Noelia Murillo

'Dirty Dancing' fue una de las películas más importantes de la década de los 80. No solo porque contaba con una pareja protagonista con una química palpable (a pesar de que su relación en realidad no tenia nada que ver con aquello, según confesó el propio actor, Patrick Swayze, en sus memorias, 'The Time Of My Life'), sino porque abría otros caminos menos conocidos entonces. Entre ellos, el relato de los abortos clandestinos, algo en lo que también insiste Hadley Freeman en el también titulado 'The Time Of My Life', publicado en España por Blackie Books.

Los diferentes detalles de lo que podría haber pasado a la historia como una película de amor más con una canción pegadiza fueron los que ahora se recuerdan como una de las películas más icónicas de aquella década que, por cierto, puso en el mapa a una casi desconocida Jennifer Grey. En la cinta interpretaba a Baby, una adolescente formal y encantada de servir a los demás que se enamora profundamente del hombre con el que aprende a bailar.

Es una de las películas más bonitas y con ritmo de la historia. | Anonymous / GTRES

Ahora, 35 años después, la actriz va a publicar su autobiografía 'Out Of The Corner', que se traduciría como 'Fuera del rincón', en referencia a la famosa frase "No permitiré que nadie te arrincone" (que, para más detalles, salió de los labios del extraordinario actor de doblaje José Luis Gil). Será el próximo 3 de mayo cuando se den a conocer estas memorias y la actriz ha querido hacer un adelanto para la revista 'People', donde ha asegurado que sentía la necesidad de desmentir ciertos rumores acerca de su vida personal.

Entre algunos de esos rumores destaca el generado por sus dos intervenciones quirúrgicas para modificar su característica y reconocible nariz, que según la crítica le dejaron tan diferente que en un estreno Michael Douglas no llegó a reconocerla en un estreno. "Esta fue la primera vez que salí en público. Pasé a ser completamente invisible de un día para otro. A ojos del mundo, ya no era yo y lo raro fue que me resistí toda mi vida y estaba enfadada con mi madre por decirme siempre que debía retocarme la nariz", ha señalado en esta publicación.

A pesar de que fue eso mismo lo que hizo que ella misma se arrinconase, finalmente ha llegado a asumir las consecuencias de ello y está feliz en este momento. "Quiero ser como soy ahora, pero creo que cuando le preguntas a otros quién eres, les pides que te quieran y consideras su opinión como una medida de valor", ha añadido, asegurando que para ella este camino del autoconocimiento ha sido "complicado".

Además de este controvertido tema, en sus memorias también tienen cabida otros asuntos personales como su consumo de drogas desde los 16 años y su mala relación con el también actor de 'Ghost'. "Del mismo modo que se suponía que Baby y Johnny no debían estar juntos como pareja natural, y eso generaba tensión, nosotros no éramos una pareja natural. Nos vimos obligados a estar juntos y esa obligación creó una especie de sinergia, o como una fricción", ha asegurado, reconociendo a su vez que lamenta no haber podido apreciar en su momento al actor, que falleció en 2009.

También en sus páginas hay cabida para escribir sobre su historia de amor con Matthew Broderick, de quien reconoce haber estado "realmente enamorada", el trágico accidente automovilístico en el que estuvieron inmersos y del que solo resultaron heridos o Johnny Depp, otra de sus conquistas dentro de la industria del cine. Conviene recordar en este caso que, además de la mencionada película, Grey también se dejó ver en series como 'Friends', 'House' o 'Anatomía de Grey', así como películas como 'Algo que contar' y 'La fuerza del viento'.