Antonio Resines, en una foto de archivo. | Carlos Alvarez / GETTY

Antonio Resines: "Ando mal, con andador"

"Cuando entré en la UCI había 97 personas y nos hemos salvado 80", ha contado el actor por videollamada a 'El Hormiguero', tras haber permanecido más de un mes ingresado por complicaciones del Covid.

Cristina Delfín

El pasado 22 de diciembre, Antonio Resines era ingresado en la unidad de cuidados intensivos del hospital Gregorio Marañón de Madrid tras haberse contagiado de Covid. Según varios medios, el actor de 'Los Serrano' se encontraba "estable" y "no estaba intubado", solo necesitaba algo de oxígeno.  Desde entonces, las noticias que se referían al intérprete cántabro, que no había llegado a recibir la tercera dosis de la vacuna contra la Covid, aseguraban que se encontraba consciente y seguía sin necesitar ventilación mecánica. 

Sin embargo, no fue hasta más de un mes después cuando el actor de 67 años pudo abandonar la UCI tras superar "una neumonía bilateral" provocada por la enfermedad.

Este lunes, su esposa, Ana Pérez-Lorente, a través de unas declaraciones al programa 'Aruser@s' de La Sexta, confirmaba que el actor se encontraba ya en casa y totalmente fuera de peligro. Eso sí, también reconocía que el actor había estado más grave de lo que la familia admitió en su momento y que le quedaban algunas secuelas de la enfermedad que esperaban que pronto pasaran al olvido. 

"Ha sido un poquito más grave de lo que dijimos nosotros". Según Ana Pérez-Lorente, el actor tendría que ahora recuperar músculo tras haber estado "tantos días en la UVI y haber estado sedado". "Es coger esa fuerza vital pero está fenomenal".

Por la noche, era el mismo actor quien aparecía por videollamada en el programa de 'El Hormiguero' y contaba cómo se encontraba y cómo se había contagiado del virus.

"Fue el día que estuve con Javier Cámara, me hice el test de antígenos y salió negativo. No tenía nada y al día siguiente rodé con Santiago Seguro pero no me encontraba demasiado bien, tenía algo de fiebre. Al día siguiente me hice PCR y di positivo, y ya luego fue una semana de debacle. Hasta el día 22, 23 (de diciembre)... me acuerdo tosiendo, muy mal, y ya me llevaron al hospital y ya no me acuerdo de nada"

"(En el hospital) pensé que habían pasado 5 días, como un pequeño desmayo, y cuando me despertó el 23 de enero me quedé acoj*nado. Es muy complicado, voy a ser breve porque me canso mucho al hablar, hay que apoyar la sanidad pública como sea", subrayó, antes de señalar que en la UVI había catorce turnos, "gente asombrosa que estudian y se dejan la vida". "Cuando entré en la UCI había 97 personas; nos hemos salvado 80". 

Asimismo, ha hablado de cómo se sentía en la UCI: "Estaba en otro mundo paralelo (...), un mundo extrañísimo que tiene puntos en común con la realidad pero que es otra cosa, y se pasa muy mal porque no controlas, es una cosa muy rara. Le ha pasado a todo el mundo (que ha estado como él), es un poco tremendo". 

También se ha referido a las secuelas que le ha dejado la enfermedad, pero que se solventarán: "Tengo una atrofia del 80%. Ando mal, con andador. Por lo demás, me recuperaré pero es lento y complicado, hace falta esfuerzo... Me he librado de una, macho...", concluyó mientras animaba a todos a vacunarse y a tomárselo "en serio". 

- Los mejores momentos de los Premios Goya 2022.

- La Marilyn Monroe de Ana de Armas no será como esperábamos. 

Desde aquí, enviamos al actor un abrazo enorme y el deseo de volver a verle pronto trabajando.