Andrés Velencoso, actor de la serie de Globomedia B&B. | D.R.

Andrés Velencoso: "Hay que engordar 20 kilos para que a uno le den un premio"

Durante más de tres lustros Andrés Velencoso ha paseado su físico de proporciones griegas por las portadas y pasarelas de moda más reputadas del planeta.

Clara Hernández | Woman.es

Ahora el modelo catalán, que se estrenó como actor en 2012 en la película Fin, también se asomará a la pequeña pantalla a través de la serie ‘B&B’ (Telecinco, miércoles, 22.30 horas), la ficción en la que ya hizo una breve incursión en la temporada anterior. Allí interpreta a un atractivo y célebre actor dispuesto a todo por amor. Un hombre comprensivo y tierno. Casi perfecto.

Llegaste a la serie para un par de capítulos y ahora eres uno de los elementos clave de esta temporada.  
Me ofrecieron seguir y yo, encantado. Interpreto a Rubén, un tío serio que va a apostar por su historia de amor con Candela (Belén Rueda). Sé que tengo que ganarme la confianza del espectador, que me ve como un intruso que se quiere interponer entre ella y el amor de su vida, Pablo (Gonzalo de Castro).

De modelo actor. ¿También eso despierta recelos?
Sí, me temo que me va a costar quitarme el sambenito de dónde vengo. Son prejuicios y mucha gente mira tu trabajo con lupa. No me refiero a los compañeros, que no han hecho más que apoyarme y enseñarme: si la serie ha sido un máster, Belén Rueda, por ejemplo, ha sido la profesora.

¿Qué has aprendido de ella?
Todo. Desde cómo tratar a los compañeros a analizar guiones, dar forma al personaje y a estar tranquilo. 

¿No las tenías todas consigo?
Llevo  diecisiete años en la moda y en ese mundo me siento muy cómodo porque lo controlo: sé dónde tengo que ir, con quién hablar… En la interpretación empecé hace apenas tres años, soy relativamente nuevo en esto. Y trabajar en una serie es una tarea durilla.

¿También te ha dado algún consejo tu chica, la actriz Úrsula Corberó?
Claro. El tener una artista al lado, y tan buena como ella, es una ayuda. No estamos hablando todo el día de curro pero  sí le he hecho algunas preguntas. 

¿Cómo te ves en la pantalla?
Apenas me he visto. No he visionado el primer episodio de esta temporada de B&B, solo el thriller en el que salgo y en el que aparezco unos segundos sin camiseta y ya está.

¿Enseñar cuerpo es ya un requerimiento de cualquier serie?
Yo intento que el desnudo que haga tenga sentido y que esté justificado por el guion. Si no lo veo necesario, lo digo. Ahora, a la mínima, te quitan la camiseta. Comprendo que tal vez, por ser modelo, quieran verme así pero si me pidieran que me pasara todo un capítulo medio en pelotas, pues no.

El cantante Kiko Veneno dijo una vez que si hubiera sido guapo hoy tendría otra personalidad. ¿Qué hubiera pasado si Andrés Velencoso hubiera sido feo?
No sé si hubiera podido trabajar de modelo y eso forma parte de mi vida. Empecé con 20 años y llevo 17. Mi profesión me ha llevado a viajar por todas partes y ha contribuido a forjar mi personalidad, seguramente sí.

¿La belleza también tiene contrapartidas?
En la interpretación parece que hay que engordar 20 kilos y ponerse feo para que a uno le den un premio. Al menos ocurre en los Oscar: Leonardo DiCaprio no tiene ninguno, algo que me parece increíble. 

¿Aceptarías un papel en el que te exigieran una transformación física radical?
Estoy deseando que me den más papeles que me apetezcan y si el guion tiene sentido, no me importaría raparme o llenarme de tatuajes.

¿Dónde están tus miras como actor?
Tengo representación en EE UU y he hecho allí varias pruebas. Pero el mercado estadounidense es muy complicado, hay que estar años picando y picando para conseguir algo. Los casos de Penélope Cruz, Javier Bardem o Antonio Banderas parecen sencillos pero allí la competencia es brutal, la hostia, y actores que hablen español e inglés y que sean guapos los hay a patadas. 

¿Te has llegado a plantear dejar la moda por la interpretación? 
¿Dejar la moda? No, calla, calla. Que siga, que siga, ahora estoy trabajando un montón.