GETTY

El apoteósico regreso de Adele a los escenarios cinco años después de su último concierto

La cantante ofreció dos recitales seguidos en el Hyde Park de Londres

Noelia Murillo

A finales del pasado mes de enero, Adele se vio en la obligación de posponer indefinidamente el espectáculo fijo que tenía pensado estrenar en La Vegas (Estados Unidos) debido a la sexta ola del Covid-19. Entonces, esta infección se había colado en muchos grupos de trabajo y, lamentablemente, el suyo no fue una excepción. "Lo siento pero mi show no está listo. [...] Lo hemos intentado todo para tenerlo a tiempo y que fuera lo suficientemente bueno", dijo en un vídeo muy corto que conmocionó a todos sus 'followers'.

En este, Adele explicó que "la mitad" de su equipo estaba contagiado por coronavirus, lo que hizo que se acumulasen retrasos en la producción del 'show' y que no se llevasen a cabo los ensayos necesarios para que el espectáculo se desarrollara como se había planteado inicialmente. Muy afectada, la artista británica reconoció sentirse "enfadada y avergonzada" por tener que tomar esta decisión tan solo un día antes de la fecha de estreno, debido a que muchas personas habían destinado su tiempo y dinero a los que iban a ser sus primeros espectáculos tras cinco días sin subirse a los escenarios.

Handout / GETTY

Pero, si algo nos ha enseñado esta pandemia, es que todo llega y, tras unos meses de lo que suponemos que ha sido trabajo muy duro, la autora de 'Easy On Me' ha logrado reunir a a miles de almas en el BTS Hyde Park londinense para asistir al que ha sido su primer concierto en cinco años. "Y si queréis que os diga la verdad, nunca pensé que pudiera volver a cantar ante 65.000 personas, como aquí en Hyde Park, después de todo lo que hemos pasado. ¿Cuántos habéis venido aquí desde fuera de Londres? ¿Cuántos estáis celebrando vuestro aniversario y cuántos estáis divorciados? ¿Cuántos habéis tenido el Covid?", ha preguntado, muy emocionada.

-El llanto de Adele, obligada a suspender su espectáculo

-Así es como Adele le ha explicado su divorcio a su hijo de 9 años

Tras esta larga espera, la solista británica hizo su aparición estelar con una puesta de largo con un vestido negro con mangas largas y hombros al descubierto, así como cuello tipo 'halter', con la cintura bien marca gracias a un cinturón dorado. Con su habitual e impoluto maquillaje ('eye liner', cejas delineadas, pómulos y labios marcados con tonalidades marrones), parecía una auténtica diva de los 50, gracias también a un perfecto recogido de su melena. Durante el transcurso del 'show', Adele optó por cambiar de vestuario y escoger, una vez más, el color negro para otro vestido también largo, con brillos en la falsa y mangas recogidas con dos lazos.

Gareth Cattermole / GETTY

Conviene recordar que la artista estaba tan emocionada que, cuando comenzó a cantar la primera canción, 'Hello', apenas pudo continuar porque su voz se quebró. No obstante, gracias a sus seguidores, logró recuperar su característica fuerza para demostrar una vez más que su torrente de voz aún no ha acabado y que su disco '30' se merecía una puesta en escena memorable como solo ella es capaz de conseguir. Nada que no pueda conseguir con la ayuda de un público que se ha ganado y ha conservado a pulso.