5 palabras que debes incluir en el asunto de un e-mail y 4 que debes evitar

Paola Lei | Woman.es

El asunto del email debe ser como su DNI. El receptor debe ser capaz de tener una idea general del tema a tratar antes de abrirlo. Conviene usar palabras que hagan entender inmediatamente a la persona que lo recibe de qué va el correo. Deben evitarse confusions y ambigüedades.

Por ejemplo, un e-mail sobre una tarea concreta que debe ser terminada.

No debe incluir la palabra ni la abreviatura etc., es mejor ser concreto y referirse exactamente a las tareas pendientes

Hay que ser específico en el asunto, las referencias vagas no son útiles. En lugar de “Reunión del equipo, tareas y etc.” es mejor escribir : “Soluciona el tema pendiente (mejor mencionarlo) para la reunion del equipo”

Cuando estás reenviando un email a un tercero

No escribas : “FWD”.

Mejor escribe: Revísalo y dame tu opinión.

En los primeros tiempos de los emails era común recibir aquellas ristras de Re:Re:Re … ó Fwd: Fwd: Fwd … pero ya somos usuarios avanzados. Para conseguir eficiencia y claridad en la comunicación es mejor explicar al receptor por qué le estamos reenviando ese correo.

Si estás tratando de ser cercano

No escribas: “Hola”.

Mejor escribe: ¿Tienes 10 minutos para hablar?

Por el ciberespacio circulan millones de emails cuyo sujeto era “Hola” y nunca fueron abiertos. Es mucho más efectivo interesar al receptor con un asunto más específico y presionarlo a contestar.

Cuando necesitas algo inmediatamente

No escribas: Urgente.

Mejor escribe: Hoy.

Cuando el tiempo es corto y la presión alta la palabra “urgente” produce pánico y paraliza. El efecto será el contrario al que buscas.

La fórmula mágica: Gracias.

No olvides terminar todos los e-mails agradeciendo a tu interlocutor. Servirá para unir al equipo y crear una mejor relación con los compañeros de trabajo.