Los mejores vestidos y los errores de los Oscar 2017

Analizamos los mejores vestidos y los looks más sorprendentes de la 89 ceremonia de los Premios Oscar.

Premios Oscar 2017 Alfombra roja

En la alfombra roja de la 89 Gala de los Oscar hemos visto los vestidos más increíbles de los últimos meses. Pero esta Gala también pasará a la historia por ser una de las ediciones con más diversidad que se recuerda, y no sólo por diseños, peinados y maquillajes con los que nos han deleitado nuestras actrices favoritas, si no también porque se ha caracterizado por suponer un cambio en cuanto a la visibilidad de razas y sexos. Con 'Moonligth', 'Figuras ocultas', 'Lion', 'Fences'… la gala ha sido una de las más comprometidas de los premios Oscar.

Escotes excesivos, looks memorables y una alfombra roja con mucha personalidad. Esto es lo que nos ha dejado la noche con más glamour del año. Repasamos, uno a uno, los mejores looks y los errores, que también los hubo:

De lejos, la más elegante de la noche gracias a su maravilloso vestido de Stella McCartney.

Su Louis Vuitton de encaje fue uno de los más elegantes de la noche. La sencillez siempre es una opción acertada.

O cómo convertir el look bailarina en una apuesta segura. De Dior.

Un vestidazo firmado por Maria Grazia Chiuri en la mejor tradición de la maison Dior.

Su Gucci amarillo fue una de las piezas más especiales de la noche, gracias a su toque retro y a su inspiración victoriana. Dakota arriesgó y venció.

Corto por delante, largo por detrás, Calvin Klein firmaba uno de los vestidos más especiales de la noche. Y de blanco también.

Puro Dior para una Charlize que sigue siendo fiel a la maison. Elegancia y de lo más glamouroso de la noche.

Pruro old school para este Louis Vuitton negro que rebosaba personalidad.

La actriz apostó por este vestido de inspiración belle epoque de Givenchy Haute Couture que se convirtió en una de las piezas con más personalidad de la noche.

La it girl norteamericana se apuntó a la tendencia años 20 con este vestido recto y con flecos de Marchesa.

Las peor vestidas

A medida y solo para ella, su Valentino se convirtió en una de las piezas más especiales de la noche que, sin embargo, no convenció.

Un despliegue de ironía y personalidad por parte de la actriz y del diseñador, Alaïa, que sin embargo no está a la altura de la alfombra roja de los Oscar.

De Zuhair Murad, el exceso por el exceso se paga, y en esta ocasión, la actriz lo hizo con creces.

Kaufman Franco firma este vestido difícil de entender y de admitir en una noche así.

De Elie Saab y tan excesivo, como ella.

De negro, de Alexander McQueen y demasiado transparente para la actriz.

Arriesgó y mucho la actriz norteamericana con este vestido al más puro estilo Versace, con su hombro asimétrico y su bajo de flecos. Excesiva.

Etéreo y a la vez excesivo, y sin embargo, a la altura de unos Oscars. Pero lo que se dice elegante, este Ralph & Russo, no lo era.

Mucha abertura lateral y demasiadas transparencias, así es este Zuhair Murad que resume su estilo en esencia.

Amarillo mostaza, lazo en el escote y volumen extra en la falda, o la radiografía perfecta y excesiva de un vestido de Zac Posen.

Síguele la pista

  • Lo último