Los Manos Solidarias premian las obras sociales más distinguidas

La emotividad y el reconocimiento a una labor impagable presidieron la entrega, este pasado jueves, de los primeros premios Manos Solidarias, que otorgan el Grupo Zeta, Cruz Roja Española y Loterías y Apuestas del Estado.

Premio Manos Solidarias

Javier Nadal, presidente de la Fundación Telefónica, y Antonio Asensio Mosbah, presidente de Grupo Zeta.

Los ganadores fueron el proyecto De mujer a mujer de la Fundación Vicente Ferrer, el programa Proniño de la Fundación Telefónica y la investigación para la erradicación de la malaria del Hospital Clínic de Barcelona. El acto fue presidido por la infanta Elena y a él asistieron, en representación de las entidades organizadoras, el presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio Mosbah; el presidente de Loterías y Apuestas del Estado, Aurelio Martínez Estévez, y el vicepresidente de Cruz Roja Española, Fernando del Rosario Romero.

En el acto de entrega de los premios, que tienen como objetivo distinguir las mejores obras sociales, también ocuparon un lugar destacado la ministra de Sanidad, Leire Pajín; la coordinadora de Participación Social del PP, Ana Pastor; la delegada de Familia y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid, Concepción Dancausa, y el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

En total se han evaluado 48 candidaturas, «todas ellas de una extraordinaria calidad y repercusión, reflejo del intenso trabajo que realizan sus organizaciones promotoras para mejorar la calidad de vida, la salud y la cultura de los colectivos menos favorecidos», según explicaron los miembros del jurado.

AYUDA A LOS DEMÁS

El conductor del acto, el periodista Antonio San José, subrayó que el programa Proniño, de la Fundación Telefónica, premio en la categoría de Compromiso Corporativo, ha logrado que miles de niños latinoamericanos cambien el mono de trabajo por el uniforme escolar. Del proyecto De mujer a mujer de la Fundación Vicente Ferrer, premio en Desarrollo Social, subrayó que ha ayudado a más de dos millones y medio de mujeres en una de las zonas más desfavorecidas de la India.

Por último, el proyecto de erradicación de lamalaria y la experimentación de una vacuna, impulsada por el doctor Pedro Alonso, investigador y médico del Clínic, premio en la categoría de Innovación y Progreso, puede evitar cientos de miles de muertos cada año. «Todos se han afanado en mejorar la calidad de vida de los demás», resumió San José.

«Compartimos su ejemplo de solidaridad. Representan el alma de la sociedad y su parte más noble, justo en estos momentos, cuando más aflora la cara egoísta de la sociedad», destacó Aurelio Martínez en representación de las entidades organizadoras. Los premiados recibieron un diploma y una escultura del prestigioso artista aragonés José Antonio Barrios.

El padre del doctor Pedro Alonso puso la nota sensible al recoger, emocionado, el galardón otorgado a su hijo, que, atrapado en un atasco, llegó un minuto después. Cerró el acto la actriz Blanca Marsillach con la lectura del cuento de Eduardo Galeano El mundo.

Síguele la pista

  • Lo último