GETTY

Melania Trump y Michelle Obama, duelo de estilo en la Casa Blanca

La primera dama estadounidense fue la encargada de mostrarle con detalle la Casa Blanca a la esposa de Donald Trump.

Andrea Sicilia | Woman.es

Melania Trump acaba de convertirse en la primera dama de Estados Unidos, título que hasta ahora ostentaba, con gran elegancia, Michelle Obama. Además de la histórica reunión entre Donald Trump y Barack Obama que se celebró en la Casa Blanca, las miradas estaban también puestas en el encuentro entre Michelle y Melania. 

Estas dos mujeres con personalidades tan distintas y estilo aún más dispar tuvieron una cercana primera conversación. Michelle ejerció de anfitriona de excepción y le enseñó con detalle la Casa Blanca a quien le sucederá como anfitriona de la mansión presidencial a partir del 20 de enero. 

“Un fantástico día en Washington. Me he reunido con el presidente Obama por primera vez. Una muy buena reunión, gran química. ¡A Melania le ha gustado mucho la señora Obama!”, aseguraba Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Para esta ocasión, Michelle se decantó por un femenino vestido violeta con un vistoso ribete naranja en la parte central, combinado con unos altísimos stilettos dorados. Melania, por su parte, prefirió un sencillo LBD sin mangas y tacones del mismo tono. 

Melania Trump y Michelle Obama en la Casa Blanca.  | GTRES

Especialmente en política, las apariciones públicas de la primera dama son cruciales, tan importantes como el discurso que vaya a pronunciar o la actitud que muestre con los asistentes. Los looks de Melania Trump serán, a partir de ahora, estudiados con sumo detalle y los diarios estadounidenses ya conspiran por saber quiénes serán los diseñadores predilectos de la exmodelo. 

Uno de los detalles que se ha desvelado, y que ha llamado mucho la atención, es que Melania todo lo que lleva lo ha comprado y no acepta looks prestados por las firmas. La carta de posibles diseñadores se ve reducida considerablemente si tenemos en cuenta a todos los directores creativos que se han declarado firmemente demócratas, pero hay un nombre que no está dejando de sonar: Ralph Lauren. La mujer de Trump ha elegido esta casa en multitud de ocasiones y la última de ellas fue para presenciar el último debate entre Hillary Clinton y su marido.

Melania Trump y Donald Trump en la Casa Blanca.  | GETTY