GETTY

Irina Shayk, un cisne negro con vestido satinado en la Mostra de Venecia

La modelo ha elegido dos 'total look' en color negro

Noelia Murillo

Han pasado ya cuatro meses de la última Gala MET, que acaparó todos los titulares del día y las siguientes semanas debido a la polémica protagonizada por Kim Kardashian, que utilizó el popular vestido con el que Marilyn Monroe cantó el famoso 'Happy Birthday To You' al presidente de los Estados Unidos y uno de sus amantes, John Fitzgerald Kennedy. Si bien es cierto que la 'influencer' fue la protagonista de este evento, otros rostros populares como Irina Shayk lo hicieron por motivos diferentes y más interesantes.

Y es que la maniquí posó en las escaleras del MoMa de Nueva York con un 'total look' de cuero negro firmado por Burberry, a medio camino entre 'Matrix' y 'Mad Max' que, por supuesto, la colocó entre las más originales de la noche. Sin embargo, lo que verdaderamente llamó la atención fue la ausencia de maquillaje, donde se priorizó la piel natural y luminosa, sin ningún tipo de añadidos, destacando sus bonitos rasgos sin artificios. 

John Phillips / GETTY

Pues bien, si entonces lo sorprendente fue aquello, recientemente, en el Festival de cine de Venecia, que está teniendo lugar estos días en la ciudad italiana y en el que ya hemos podido ver 'celebs' como Georgina Rodríguez, Cate Blanchett, Julianne Moore o Penélope Cruz. Precisamente para el estreno de la película protagonizada por esta última, 'L'immensitá', Irina ha elegido un impactante vestido lencero confeccionado en satén, con tirantes muy finos y espalda al descubierto. Esta prenda, terminada en una pequeña cola, le ha sentado como un guante y en cierto modo ha recordado al diseño de Genny que llevó días atrás la protagonista de 'Soy Georgina'.

-Los abrigos de Irina Shayk y Anne Hathaway son en los que te tendrás que fijar este invierno

-Irina Shayk o la demostración de que un traje de raya diplomática puede ser sexy

Como únicos complementos, la modelo ha llevado un par de brazaletes de oro y un anillo, así como unas sandalias de tacón a juego con su indumentaria, que apenas se dejaban ver debido al largo de la pieza. A pesar de este estilismo de impacto y también a pesar de su sencillez, la modelo has destacado ante los fotógrafos al escoger un maquillaje al más puro estilo Julia Fox, con exceso de 'eyeliner' y rabillo del ojo pronunciado, que en su día lució Amy Winehouse tras tomar como referente a la gran Ronnie Spector.

GETTY

Para no restar protagonismo a esta propuesta de maquillaje, el resto de su apariencia ha tomado un cariz sobrio, con una base muy natural, brillo de labios sin color y un moño pulido. Conviene recordar en este sentido que este no fue el 'total black look' de Irina en la ciudad de los canales, ya que horas antes se había presentado en un evento organizado por Giorgio Armani, llamado 'El Baile de la Luz', con un estilismo formado por prendas de este color que tanto le favorece.

Concretamente, escogió un conjunto perteneciente a la colección de Alta Costura Primavera/Verano 2015 de Armani Privé formado por un top con transparencias y un diseño floral, así como un pantalón de tiro bajo y pernera ancha, combinado con unos zapatos a lo 'garçon', también en color negro. Entonces, la propuesta de maquillaje fue mucho más sencilla, con tonalidades melocotón, alejada del delineador negro y con la melena totalmente suelta.