Ni Kylie Jenner ni Naomi Campbell: Doja Cat es quien llevó el look más impactante en el desfile de Schiaparelli

La rapera se ha bañado, literalmente, en más de 30.000 cristales de Swarovski para asistir a la Semana de la Alta Costura de París

La rapera Doja Cat
Getty

Schiaparelli siempre destaca en cualquier evento dedicado a la Alta Costura y es lógico que lo haga por sus atrevidísimas propuestas, que siempre generan debate en redes sociales, entre quienes valoran su arriesgo y originalidad y quienes apelan a la extravagancia y a la llamada de atención. Una combinación de todo es el resultado de las propuestas de la firma italiana, que en esta ocasión nos ha dejado varias imágenes para la posteridad y que, la verdad, dudamos que se nos olvide en un corto período de tiempo.

La Semana de la Alta Costura de París ha dado comienzo con la figura del león como protagonista, animal que han escogido Kylie Jenner e Irina Shayk para adornar su escote y convertirse, automáticamente, en el objetivo de todos los focos durante el desfile de la firma. Esta, concretamente, ha puesto en marcha un desfile inspirado en el 'Inferno' de Dante y los animales. Así, han formado parte del desfile vestidos inspirados en tigres, leones y lobos (este último, el elegido por Naomi Campbell), con sus cabezas recreadas en tamaño real, esculpidas y pintadas a mano en tejidos como la lana y la seda.

Con absoluto desconocimiento y ante la posibilidad de que la firma hubiese empleado animales reales para estas creaciones, el debate se ha trasladado rápidamente a las redes sociales, donde se ha vuelto a poner sobre la mesa un tema tan controvertido como es la figura del animal como un artículo de lujo. En cualquier caso, muchas veces lo relevante no es que se hable bien o mal sobre un determinado tema sino, simplemente, que se hable de él. De ahí que este desfile haya sido 'trending topic' y que, probablemente, siga generando comentarios a lo largo de la semana.

Lejos de polémicas y malos entendidos, sin embargo, se ha situado Doja Cat. La rapera ha hecho una apuesta totalmente innovadora, destacada, atrevida y singular como es la de recrear, literalmente, el infierno al que se refería Schiaparelli en el título de su desfile. La artista, que suele apostarlo todo en cada una de sus intervenciones en la 'red carpet', ha decidido retar a los tripofóbicos con un look de infarto. Para ello, ha dispuesto 30.000 cristales diminutos de Swarovski por todo su cuerpo, es decir, de los pies a la cabeza (toda la cabeza, de hecho), de un intenso color rojo.

Con un maquillaje a tono por todo el cuerpo, ha decorado tanto sus brazos y manos como el escote, el pecho, los hombros, parte de la espalda, el cuello, la nuca, la cabeza (que ha cubierto con látex), las orejas y toda su cara (sí, los párpados, el lagrimal, la nariz, los labios) con pequeños cristales de esta marca de joyería. Para conseguirlo, ha contado con la inestimable y muy necesaria ayuda de la maquilladora Pat McGrath, que ha querido celebrar "la esencia de la alta costura con un brillo resplandeciente y sublime".

Doja Cat, que ha tenido la voluntad y la paciencia de permanecer inmóvil casi cinco horas (concretamente, 4 horas y 58 minutos) para poder lucir esta sorprendente propuesta, ha llevado también un vestido en color rojo, con corsé palabra de honor y escote recto, así como una falda de tubo con corte a la altura de la rodilla. Como complemento, unas botas altas rojas, un chal de raso a juego y unos maxi pendientes de piedras también en este color. Sin lugar a dudas, lo más impresionante de la jornada.

Tags _

Síguele la pista

  • Lo último