Carla Simón arrasa en la Berlinale con 'Alcarràs'

La directora de 'verano 1993' ya recibió un premio en la Berlinale en 2018

La directora Carla Simón, con el Oso de oro de la Berlinale

El cine ha demostrado en más de una ocasión que las historias sencillas, honestas y bien narradas pueden equipararse sin problema a las grandes producciones en las que los efectos especiales son norma y la espectacularidad el gran reclamo para los espectadores. El cine español, por tanto, no se libra de eso, puesto que nos gusta vernos reflejados en películas conde los diálogos tienen tanta fuerza y verdad que, a veces, asusta.

Eso es lo que ocurre con el cine de Carla Simón, la directora catalana que debutó hace cinco años con 'Verano 1993' y que ahora celebra el Oso de Oro que ha recibido en el Festival de cine de Berlín, más conocido como la Berlinale. Es allí donde, de manos del director y presidente del jurado M. Night Shymalan (realizador de películas como 'El sexto sentido' o 'El Protegido'), ha recibido el premio, después de una buenísima recepción por parte de la crítica nacional y extranjera en el certamen.

Lo ha conseguido con 'Alcarràs', donde la realizadora española, la primera en ganar un festival de los cuatro grandes (San Sebastián, Cannes, Berlín y Venecia), en la que cuenta la historia de la familia y su tierra y rinde un homenaje al cultivo de melocotones que emplea a gran parte de su familia. Antes de recibir el premio, la propia Simón llegó a reconocer que esa reivindicación en forma de película suponía "una necesidad emocional", según comentó a los medios.

Alcarràs es el escenario de la cinta, que lleva el nombre del pueblo de Lleida en la que está rodada y que reúne a la familia Solè, dedicada durante 80 años al cultivo de ese fruto, para llevar a cabo la última cosecha antes de que los melocotoneros desaparezcan por la instalación de placas solares. Conviene recordar que, en este caso, la película está rodada con un reparto de agricultores, en lugar de actores que interpreten su papel.

El modo en que estos posan ante la cámara y esta recupera cada gesto y cada emoción con total naturalidad y realismo (¡y en catalán!) es precisamente el motivo por el que en la Berlinale han considerado alzar como ganadora a Carla. Tanto la cineasta como su productora, María Zamora, se encargaron personalmente del casting, que decidieron tras visitar de forma sistemática las fiestas populares de la región para identificar a los posibles personajes de la trama e invitarles a formar parte del proyecto. En total, unas 7.000 personas participaron en este proceso de selección.

Tags _

Síguele la pista

  • Lo último