Vandalizan el polémico retrato de Carlos III en la galería de arte de Londres Philip Mould

El retrato del rey Carlos III sigue dando mucho de qué hablar, pero esta vez por un acto vandálico que ha tenido lugar en la galería de arte londinense.

El gesto del rey Carlos III que demuestra cómo es su relación con sus nietos Archie y Lilibet.

El retrato del rey Carlos III ha sido vandalizado por unos activistas
El retrato del rey Carlos III ha sido vandalizado por unos activistas / Gtres

El primer retrato oficial del monarca no tardaba en hacerse viral en redes sociales por su peculiar composición tanto de colores como de formas que el autor le había dado. Incluso el propio Carlos III se extrañaba al verlo y le pedía explicaciones al autor, pero muy contento con su retrato, se quedó en la galería de arte de Londres Philip Mould. Sin embargo, en un acto de protesta, no han tardado en vandalizar el retrato tan comentado de las últimas semanas.

Recordemos que el rey Carlos III fue coronado el pasado 6 de mayo de 2023 en la abadía de Westminster, en Londres. Todas las casas reales europeas estaban presentes en este momento tan importante, también la nuestra, representada por Felipe VI y la reina Letizia. Desde ese momento hasta hace muy poquito, el monarca no había conocido cómo era su primer retrato oficial. Y en una de sus pocas apariciones durante el cáncer que está superando, lo vimos destapar el retrato tan comentado.

La sorpresa fue de lo más peculiar por su parte y el artista Jonathan Yeo no tuvo reparo en explicar en qué consistía este retrato tan atípico. Y es que la imagen ha sido muy polémica por su estilo, ya que le ha dado mayor peso al rostro y las manos del monarca, desdibujando su cuerpo con una mezcla de colores rojos con gran simbolismo.

Unos activistas vandalizan el retrato del rey Carlos III

Hay un vídeo dando la vuelta al mundo en redes sociales que tiene que ver con un par de activistas que han decidido poner pegatinas 'cómicas' sobre el rostro de Carlos III en el famoso retrato de Jonathan Yeo. La misma dueña de la galería, Catherine Mould, ha contado a la agencia EFE que el incidente ocurrió "cuando han puesto una pegatina sobre el cuadro", concretamente dos activistas del grupo The Animal Rising con un motivo que no han tardado en desvelar.

Han querido criticar los estándares de la RSPCA (Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales) de la que Carlos III es patrón por un programa para ayudar a los animales que son criados en granjas, es decir, busca denunciar el supuesto maltrato animal en granjas patrocinadas por la Casa Real Británica. "Siendo el rey Carlos III tan gran aficionado de Wallace and Gromit, no podíamos pensar en una mejor manera de atraer su atención", indicaba uno de los activistas.

Aun así, la directora de la galería de arte afirma que la obra "no ha resultado dañada" y que el asunto ha sido un poco "exagerado por la prensa". Resulta que la pintura tenía un cristal que le ha protegido de este acto u otros similares que pudiesen ocurrir. ¡Menos mal!

Síguele la pista

  • Lo último