Mejores productos con vitamina C para las manchas del sol. | svetikd / ISTOCK

La guía definitiva sobre la vitamina C para un verano sin manchas: cuál elegir, cuándo aplicarla y las mejores ampollas, sérums y cremas

Muchas personas dejan de usar la vitamina C en verano por miedo a que le salgan manchas al exponerla al sol. Pero, ¿es cierto que este activo antioxidante fotosensibiliza la piel? Te contamos por qué el verano es cuando más la necesitas.

CLAUDIA PREYSLER

Se aproxima el verano, pero el calor de un sol implacable ya lleva varias semanas castigándonos con temperaturas propias de julio. Cremas de alta protección, sombreros, gorros y hasta mascarillas son los recursos más vistos para evitar que los rayos hagan mella en nuestra cara. Y es que, aunque a todos nos encanta el buen color de un moreno gradual y sano, la preocupación de estos días es que las manchas solares no estropeen nuestro cutis de forma irreversible. Con este miedo, muchas personas dejan de usar la vitamina C en la cara, un producto que tiene fama de ser fotosensible al sol… ¿Pero se merece su mala reputación? ¿Podemos seguir disfrutando de los beneficios de este activo sin miedo a las manchas si nos da el sol?

Vitamina C y el sol ¿enemigo o aliado?

Según Marta Munar, de la Farmacia Goya 19, desterrar la vitamina C de nuestra rutina estival es un error fundamentado en un falso mito. “La vitamina C es uno de los activos más recomendados en la prevención y tratamiento de manchas por su acción antioxidante, iluminadora y porque es capaz de conseguir un tono más uniforme. El falso mito de que mancha la piel se debe a que es una molécula inestable que se oxida fácilmente con la radiación solar y el oxígeno dando lugar a un oscurecimiento del producto que se observa en los poros como si estuvieran sucios o manchados”, aclara. Las buenas noticias son que este efecto de poros manchados es completamente reversible con tres claves que nos dan desde la farmacia: elegir una buena vitamina C, realizar una buena limpieza diaria y una exfoliación semanal de la piel.

¿Y cuál es la mejor vitamina C para la cara? “Consideramos que una vitamina C es buena cuando está formulada como ácido L-ascórbico (y no como derivados de este) y en medio ácido (que es lo que permite que se conserve). Eligiendo un buen producto podemos usarla tanto en invierno como en verano sin temor a las manchas. De hecho, Munar recomienda todavía más su uso durante esta época, precisamente porque la vitamina C tiene la capacidad de hacer de escudo que protege la piel del daño solar, al que estamos mucho más expuestos en verano. “De ahí su importancia de mantenerla en la rutina facial. Los radicales libres generados por la radiación solar en la piel son los responsables de la degradación del colágeno y la elastina y del fotoenvejecimiento prematuro”, remarca la farmacéutica.

Cómo aplicarla, combinarla y a qué edad conviene usar vitamina C

Otra de las dudas más frecuentes en torno a la aplicación de productos cosméticos es el momento del día en el que su aplicación resulta más efectiva. La fotosensibilidad que se le atribuye a la vitamina C hace que incluso algunos expertos prefieran recomendarla por la noche. Sin embargo, Munar disiente: “La recomendamos por la mañana, por su acción antioxidante y porque previene el daño causado por el sol. Como también aporta luminosidad y unifica el tono de la piel, nos beneficiamos de estos efectos más de día que de noche. Si quisiéramos aplicar un antioxidante por la noche existen otros activos específicos como el resveratrol, que revierte el daño solar acumulado durante el día”, añade.

En cuanto a la edad más recomendable para empezar a usar vitamina C, la farmacéutica de Goya 19 recomienda introducirla en nuestra rutina a partir de los 30 años, ya que es el momento en el que se empieza a reducir la síntesis de colágeno y elastina endógenos y se nota más la pérdida de luminosidad. “Para nosotras es un básico de cualquier rutina porque, además de observar efectos más inmediatos como la luminosidad estamos haciendo algo muy importante por la piel que es prevenir la formación de manchas, la flacidez, la aparición de arrugas y frenando el envejecimiento acelerado de la piel”, afirma. La experta añade que, en función de la edad podemos jugar con las concentraciones: “para pieles jóvenes empezamos con una vitamina C al 10% y en pieles más maduras utilizamos una fórmula al 15% que combina otros activos que potencian su acción como el ácido ferúlico”.

La crema de protección solar de Bioderma para pieles con manchas que debes llevar en tu neceser de verano. | Szymon Brzoska / IMAXTREE

Por el contrario, Munar explica que hay activos y productos que no conviene usar en el mismo momento que la vitamina C. “La vitamina C en medio ácido tiene una ligera acción exfoliante por lo que no recomendamos mezclarla con retinoides u otros ácidos en el mismo momento del día porque podemos irritar la piel”. La alternativa es utilizar la vitamina C por la mañana y retinol o ácido glicólico por la noche. Otro activo con el que no se debería mezclar es con niacinamida, ya que al ser dos antioxidantes “pueden reducir la eficacia de uno y otro al actuar por distintos mecanismos”.

¿Ampollas, sérums o cremas? El mejor producto según cada piel

Ampollas concentradas, sérums, cremas… Existen distintos formatos para usar la vitamina C en la cara, todos eficaces según lo que queramos conseguir. Realmente, son las ampollas las que, gracias a sus altas concentraciones, logran penetrar en las capas más profundas de la piel. Las farmacéuticas aconsejan decantarse por este formato para obtener los mejores resultados, sobre todo cuanto más madura sea la piel o más problemas quiera tratar con este activo. Sin embargo, hay pieles más sensibles que no toleran bien la formulación en medio ácido de la vitamina C, y, en ese caso, recomiendan un producto con una concentración menor o en crema, “que aporta mayor confort y se toleran mejor”, aseguran.

Muchas personas con pieles mixtas, grasas o con tendencia acnéica también han dejado de usar este activo tras una mala experiencia con los brotes de granitos. Desde Goya 19 nos invitan a dejar de temer este producto, ya que que existen alternativas para usarla en fórmulas oil free y no comedogénicas. “Algunas, como las de Skinceuticals, combinan incluso activos seborreguladores o tratan imperfecciones y consiguen todos los beneficios de la vitamina C sin aportar grasa”, afirma la experta.

Woman participa, de manera directa o indirecta, en diversos programas de marketing de afiliación. El equipo de Woman recomienda de manera independiente productos y/o servicios de las marcas adheridas a tales programas de afiliación que puedes comprar en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Woman puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de productos recomendados.