Una piel de azúcar

Ponte morena a golpe de pistola: la caña de azúcar, el bronceado más dulce.

Susana Fernández

Si quieres verte morena al instante y sin riesgos, esta es la mejor opción: el bronceado con caña de azúcar. Ideal si tienes una boda o un evento importante y todavía no has tenido tiempo de ir a la playa.

Con esta técnica (vaporizado con spray), lucirás un bronceado perfecto durante unos siete días y sin temor a efectos secundarios. Los resultados son visibles en unas cuatro horas. Se trata de una alternativa al sol y a los rayor UVA que utiliza el compuesto DHA, una sustancia que proviene de la caña de azúcar.

El DHA es un principio activo 100% natural y totalmente inocuo para la piel, que se utiliza desde hace más de 40 años con fines médicos. Reacciona en la capa más superficial de la piel al entrar en contacto con la queratina, produciendo una reacción natural que broncea la superficie cutánea sin necesidad de que se active la melanina.

Se recomienda una previa exfoliación que puedes hacer en tu casa o bien en el centro Divina Vanidad.

Duración: 30 minutos.

Precio:
Bronceado cuerpo entero: 30 € (sin exfoliación) o 40 € (con exfoliación incluida).
Zona facial: 10 €.
Medio cuerpo: 20 €.