Trucos para no picar entre horas

Objetivo de la temporada: mantener a raya el hambre ansiosa, el picoteo y darle a tu organismo estrictamente lo que necesita. Toma nota de los alimentos más saciantes y de algunos trucos para tener energía sin que lo note la báscula.

Tareixa Enríquez | Woman.es

-Come despacio. Mastica bien y lentamente los alimentos, hasta triturarlos por completo. La salivación es importante porque la formación de saliva tiene un efecto relajante que nos ayuda a reducir la ansiedad (también tiene un efecto sedante y saciante).

-Sin picoteo previo. Las comidas deben tener un principio y un fin. No piques mientras haces la comida, y cuando acabes el postre, recoge la cocina y no vuelvas a entrar. Si te ayuda, puedes servir en el plato la cantidad justa de lo que quieres comer, en lugar de sacar la fuente a la mesa y repetir una o varias veces después de acabar el plato.

-Sacíate con líquidos. Un consomé o un vaso de agua antes de comer pueden reducir el apetito. Las infusiones tras las comidas te dan mayor sensación de sacidad.

-Tentempiés sanos para tomar a media mañana. Tienen pocas calorías y necesitan masticación: troncos de apio, yogur semidesnatado, una zanahoria, queso fresco, una ración de frutos secos (5 nueces, 5 almendras, 4 coquitos de Brasil,e tc.), tortitas de arroz, 1 manzana o 1 plátano pequeño.

-Alimentos antipicoteo. Se trata de alimentos saciantes, como los ricos en fibras solubles, que retienen el agua y se hinchan en el estómago, las verduras (tanto crudas como hervidas), los cerales integrales (arroz, pasta, pan...), legumbres y frutas.

-Toma alimentos ricos en proteínas y/o grasas. Alargan la digestión, de modo que nos hacen sentir más llenos: quesos, huevos, la carne, el pescado, el marisco, el aceite de oliva, las grasas vegetales, la mantequilla... Pero recuerda: hay que incluirlos en pequeñas cantidades y repartirlos durante el día.