Toma el sol: 10 consejos de experto

El sol nos aporta energía, buen humor, un bonito bronceado... Pero ojo, para conseguirlo toma medidas: lo dicen los expertos, los casos de cáncer de piel van en aumento. Sé prudente y evita daños con estos 8 consejos infalibles.

Myriam Serrano

1. Exposición progresiva: «Los primeros tres o cuatro días no tomes el sol más de unos 3-5 minutos. Aumenta progresivamente el tiempo de exposición, pero sin sobrepasar las dos horas seguidas. A partir de los 10 días, nuestra piel estará preparada para recibir los ‘baños de sol’ (evitando entre las 12 h y las 16 h y utilizando crema con factor adecuado)», explica la doctora María José Barba, especialista en Medicina Estética y Anti Aging (tel. 915 568 079).
2. Prepara tu piel: «Con un peeling y manteniéndola bien hidratada, para que el bronceado sea uniforme», aconseja la doctora Cristina Schepers, de Clínica Planas (tels. 915 784 676 y 932 032 812).
3. Depílate... «Como mínimo, un par de días antes de ir a la playa.»
4. Si te quedas en la ciudad: «No olvides protegerte. Para el día a día, y durante todo el año, utiliza cremas y maquillaje con FPS 15 para proteger tu piel de las radiaciones UVA y UVB», según Elio Estévez, de PG. Una buena opción son los tratamientos de Olay FPS 15.
5. Si estás embarazada: «Usa un sombrero o gorra para evitar el ‘cloasma’ (la característica mancha en forma de alas de mariposa), ya que el cambio hormonal incrementa la producción de melanina; y protege tu vientre (mejor bañador que biquini) o usa filtros físicos en vez de químicos», aconseja la doctora Barba.
6. En cicatrices: «En las de menos de dos años, utiliza protección solar y/o láminas de silicona. Evita los baños prolongados y seca después muy bien la humedad. En casa, hidrata con aceite de rosa mosqueta, que ayuda a regenerar», explica el doctor Chamosa (Clínica Cirugía Plástica, tel. 915 552 509).
7. Dejan manchas: «Evita el uso bajo el sol de productos con alcohol, como desodorantes y perfumes», dice la doctora Schepers, de Clínica Planas.
8. Buenos hábitos: Busca la sombra en horas de sol intenso, cúbrete la cabeza con una gorra o pamela (protegerás tu rostro y también tu pelo), hidrátate bien –por dentro y por fuera– y vigila tu dieta.
9. Dieta de verano. Los alimentos ricos en vitaminas B y E, como el pescado y las legumbres, evitan las deshidratación y la descamación y prolongan el bronceado. Los ricos en carotenos, como la zanahoria y el tomate, facilitan la producción de melanina.
10. Aplicar bien el protector. Aplícatelo sobre la piel media hora antes de la exposición y renuévalo cada dos horas y cada vez que salgas del agua. No olvides ningún rincón de tu cuerpo o de tu cara, ¡ni siquiera en los días más nublados!