¿Retocar la nariz sin pasar por quirófano?

Puedes modificar y suavizar ángulos gracias al tratamiento Rinosculpture.

Susana Fernández

Los defectos estéticos de la nariz pueden causar complejos o inseguridades pero, en muchos casos, el miedo a pasar por el quirófano frena las ganas de retocar esta zona clave del rostro. Por fin llega el tratamiento estético ideal para corregir la nariz sin necesidad de cirugía. Se trata del Rinosculpture, el nuevo protocolo de FC Facial Clinique que, gracias a la hidroxiapatita cálcica de Merz Aesthetics, Radiesse, consigue ocultar los defectos de la zona, modificar o suavizar ángulos nasales, rectificar el dorso de la nariz, aportarle más simetría e incluso corregir el mentón y otras áreas en el perfil del rostro.

Se utilizan microcánulas de última generación (previa infiltración de anestesia) que consiguen reducir la aparición de hematomas y asegurar un depósito muy preciso del material en las áreas diagnosticadas. El material que se infiltra es un componente biocompatible y biodegradable, 100% seguro para el organismo que no produce reacciones alérgicas. Radiesse consigue un efecto tensor en las zonas en las que es necesario reafirmar y aporta volumen en los ángulos y áreas que se deseen modificar.

Este tratamiento dura unos 30 minutos y su efecto es visible de forma inmediata durando hasta 18-24 meses. Se recomiendan dos sesiones. En la primera, previo estudio de la zona a tratar y tras el diagnóstico en el que se confirme que este tratamiento es apto para el paciente, el experto realizará la técnica de Rinosculpture. En la segunda sesión, 15 días después, el médico especialista realizará una revisión de la zona.
Precio: 395 € la sesión.