Glytone, ¿lo conoces?

Es el nuevo ácido hialurónico: corrige arrugas y retoca zonas del rostro.

Susana Fernández

Merz Aesthetics, la división especializada en medicina estética del laboratorio farmacéutico alemán Merz Pharma, lanza la nueva gama de ácido hialurónico, Glytone, que permite retocar y mejorar casi cualquier zona del rostro de forma natural. Desde corregir arrugas profundas, disimular arrugas más finas, retocar algún rasgo facial (nariz, pómulos, óvalo…) hidratando al mismo tiempo en profundidad la piel y aportándole un aspecto más joven y lleno de vida y luminosidad.

¿Qué le ocurre a la piel con el paso de los años?
A partir de los 20 años, la piel comienza a envejecer y las primeras arrugas empiezan a aparecer alrededor de los ojos y de la boca, principalmente. A medida que va pasando el tiempo, estas arrugas empiezan a hacerse más profundas y se van transformando en surcos más visibles. “La disminución del ácido hialurónico, una molécula fascinante que capta agua y que todos tenemos en nuestra piel de una manera natural, es uno de los causantes de este envejecimiento. Es un componente natural de la piel que ayuda a mantenerla hidratada, elástica y en definitiva más joven. Al envejecer el contenido de hialurónico va disminuyendo con la consecuente aparición de arrugas, surcos...”, nos explica el Dr. Daniel Arenas, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.

Los implantes inyectables Glytone tienen una elasticidad óptima y un factor de amortiguación (capacidad del gel de soportar los movimientos de la piel al gesticular) diseñados para conseguir: una excelente capacidad de lifting, un resultado suave y natural y una ideal duración del resultado estético. Puede ser inyectado con aguja o con microcánula (esta última minimiza el riesgo de hematoma, disminuye el dolor y aumenta la comodidad durante el tratamiento).

Duración. En general tiene una duración media de 6 meses a 1 año.

Postratamiento. Durante las 24h siguientes, se aconseja no realizar ejercicio, tomar el sol o sauna, y evitar presionar o masajear la zona del punto de inyección.