El boom de la depilación íntima

Es una tendencia en alza: menos vello + pubis personalizado = a mejor sexo.

Susana Fernández | Woman.es

De un tiempo a esta parte, hablar de un Martini, un Margarita o una copa de Champagne tiene más de un significado. Así como Red Carpet o Runway, que se han convertido en expresiones que ahora también se refieren a las diferentes formas de depilación del pubis: un beauty ‘retoque’ en alza.

Una moda, tanto entre las féminas como entre los hombres, impulsada por las tendencias en moda de baño (con biquinis cada vez más micro) y en lencería íntima (con conjuntos cada vez más escuetos y trasparentes) además de por otros fenómenos como el del best-seller erótico mundial ‘50 sombras de Grey’, de E.L. James. Pero ¡ojo! que depilarse el pubis no es solo una cuestión de estética. Hay algo más: según afirman numerosos sexólogos, la depilación completa maximiza el placer durante el coito, haciéndolo más intenso, ya que el contacto piel-con-piel es mucho más directo…

Pero, ¿de dónde proviene el boom? Se trata, claramente, de un retoque estético con una gran carga erótica que, según antropólogos y sexólogos, está estrechamente relacionado con los usos y costumbres sexuales del ser humano a lo largo de los siglos. La democratización de la pornografía impulsada en nuestra época por Internet ha tenido mucho que ver a la hora de traducir la falta de vello propia de las actrices X a ideal estético-erótico para resto de mujeres, que hemos acabado por sucumbir a la tendencia. Claro que, resultar más deseables a los hombres no es el único motivo es también una cuestión de practicidad, ya que nos ayuda a sentirnos más seguras con nosotras mismas: cuanto estas bien depilada te sientes más limpia, más cómoda.

Diferentes formas de depilación... ¡Tú decides!
Integral: ¡absolutamente todo fuera! Si bien es cierto que puede resultar un tanto artificial es, hoy día, la más demandada. Quizás motivada por el exceso de referentes pornográficos que nos rodean.
Rectangular: recortar el vello de modo que quede una forma como un rectángulo y que cubra más o menos el espacio. Mientras que la Brasileña es las más conocida, también han surgido nuevos estilos como el Red Carpet (haciendo alusión a la forma de las alfombras rojas).
Triangular: mantiene la forma original de esta zona (‘V’) y recorta más el vello. Es la zona de los Martini, Margarita, Champagne… por similitud en las copas en las que se sirven.
Decorativa o pubis-art: con miles de propuestas: corazones, estrellas, animales, letras, flechas e, incluso, ¡logos de firmas de moda! Una auténtica apuesta por la sorpresa.