El biquini que te va

¿Sabes cuál es la forma que más te favorece? Según si tienes mucho o poco pecho, existe un modelo para ti. También dependiendo si es un bandeau, palabra de honor o escote triángulo reforzarás tu escote de un modo específico. ¡Apunta bien!

Marta Bonilla

Gemma Torrent, diseñadora de Red Point, da las claves para elegir el modelo que más favorece a tu figura: «En el diseño de prendas de baño siempre se han utilizado algunos trucos para disimular o destacar pecho, según convenga.»
Si tienes bastante pecho: «Elige escotes en uve y cuellos halter y huye de los escotes palabra de honor y triangulares. Apuesta por colores lisos y oscuros y olvídate de las rayas horizontales. Las tiras anchas agrandan visualmente el pecho, aunque son imprescindibles para sujetarlos bien, en casos de un pecho muy grande. Yo siempre aconsejo llevar modelos con aros, aunque estén ocultos», explica Gemma.
Si tienes poco pecho: «Los aros y rellenos son tus mejores aliados para aumentar el volumen. También los drapeados crean ese efecto óptico. Si no pretendes aparentar más de lo que tienes, los biquinis triangulares y escotes palabra de honor son los ideales para ti. Aprovecha la moda de las rayas marineras y elige diseños con estampados coloristas.»

«¿El secreto? Adaptar las tendencias a tu figura, no a la inversa», aconseja Gema.
Con escote triángulo. «Favorece a todas las mujeres, salvo a las que tienen una cantidad exageradísima.»
Bandeau. Muy sexy, es el modelo de la temporada. «Solo si tienes pecho moderado y firme. Sino búscalo con aros escondidos.»
Palabra de honor. «Mejor si tienes poco pecho, porque sujeta poco. Puedes elegir los que tienen un pequeño relleno.»

Y el sujetador, ¿sabes elegirlo?
El 70% de las mujeres desconoce su talla exacta de sujetador. Es el sorprendente resultado de un estudio realizado por la Clínica Planas. Para encontrar tu talla ideal, sigue esta fórmula:
El cotorno de tu pecho. Mide con cinta métrica debajo del pecho. La longitud obtenida, en centímetros, es tu talla de sujetador: desde un contorno de 80 –la más pequeña– a 90, 95, 100, 105...
Lo + difícil: comprueba el tamaño de tu copa. Para ello, mide el contorno a la altura del pezón. A continuación, resta ambas cifras. Es decir, si tienes 95 cm de diámetro y 80 cm debajo del pecho (95-80 = 15), tu copa es una B. Apunta la tabla de correspondencias: diferencia de 10 cm, copa A; de 15 cm, copa B, de 17,5 cm, copa C... y así sucesivamente.
Cuando practiques deporte utiliza siempre un sujetador especial para hacer ejercicio. Los modelos deportivos están diseñados con refuerzos estratégicos para compensar los impactos de la actividad física y evitar que el pecho se ‘destense’ y caiga.