Coloretes: esculpe tu rostro

El colorete o blush es tu mejor aliado para lograr un aspecto saludable y luminoso. Dan un toque de rubor que, hasta en los días más invernales, alegrarán tu look. Te damos algunos trucos para sacarle todo el partido.

Marta Bonilla

1 Alegran la expresión
«Un buen blush transforma el gesto de inmediato. Por eso, aconsejo aplicarlo incluso antes que las sombras de ojos. Así evito excederme con los ojos», aconseja la maquilladora Natalia Belda.

2 Rosa, melocotón ¡o rojo!
«El color ideal del colorete es el que imita al del rubor natural, el que surge al avergonzarse o tras hacer ejercicio. Los ácidos dan luminosidad. Evita los tonos marrones, porque entristecen.» Cómo aplicarlo: «Difuminándolo desde las mejillas –esboza una sonrisa y pon lo justo en la zona más alta–, extendiéndolo hacia las sienes. En los rostros redondos, aplícalos un poco abajo y en los más alargados, resalta la parte superior», dice la experta.

3 Mejor en crema
Esta textura está ganando cada vez más terreno a los polvos. ¿Por qué? Es más fácil de aplicar, se funde con la piel y deja un aspecto natural y más luminoso, sobre todo en los cutis secos o maduros. No se recomiendan en pieles grasas o en climas húmedos, donde actúan mejor los polvos.

4 Esculpe tu rostro
Beatriz Matallana, maquilladora de L’ Oréal París, y la favorita de Shakira, Elsa Pataky o Ariadne Artiles, nos da las claves para corregir el rostro: «Se trata de jugar con las luces y sombras para crear efectos ópticos. El truco está en ‘hundir’ unas zonas con tonos más oscuras y realzar otras con los más claros para modificar volúmenes.» Estas son sus claves:

-Para afinar la nariz usa un tono más oscuro en las aletas y los laterales y aplica un iluminador sobre el hueso central. «No me gusta cortar líneas –explica–, por eso aplico también la brocha por la cuenca del ojo hasta la cola de la ceja.»
-Para reducir el mentón, «aplico desde debajo del lóbulo de la oreja por el hueso de la mandíbula, afinando el óvalo, el tono más oscuro y solo en la
barbilla, un iluminador».
-Para adelgazar la cara: «Contornéala a lo largo de la raíz del cabello desde la mitad de la frente hasta las sienes y desde debajo del lóbulo hasta el mentón con el tono mas oscuro.»
-Disimula la papada: «Traza un triángulo imaginario desde debajo del centro de la barbilla hacia los extremos del mentón con el