Broncéate sin sol

Si no eres muy playera o quieres proteger tu piel de los efectos nocivos del sol, apunta estos trucos para subir un poco el tono de tu piel. Estarás radiante.

Marta Bonilla

Unifican el tono y doran la piel del rostro, escote, piernas... Hay productos multifunción que atrapan los primeros rayos del sol. La mejor inversión.

Polvos ‘bronzing’ en versión suave
Son el ‘básico’ para subir el tono de la piel a medida. Puedes aplicarlos de cuatro formas diferentes: como un velo por todo el rostro; como un rubor por la zona alta de los pómulos hasta el arco de las cejas; en la zona T –frente, nariz y barbilla– o en forma de 3 de la frente al pómulo y de ahí al óvalo. Elige un tono suave, como el de Terracotta Light de Guerlain (46 €).

Gel para las piernas
Ideal para no vértelas pálidas cuando te quitas las medias, Mister Radiant Body, de Givenchy (47 €), contiene microesferas que liberan pigmentos y nácares al diluirse en la piel. No mancha, tiene una textura ultrafresca y un aroma que deja una estela delicada.

Tono dorado muy natural
Pierde el miedo a los autobronceadores para el rostro: Golden Beauty de Helena Rubinstein (49 €) logra un acabado luminoso y natural. Nadie dirá que es ‘de bote’. Exfolia la piel y extiende una pequeña dosis: es mejor quedarte corta y repetir la aplicación.

Hidratante con color
Ilumina y unifica el tono de la piel, 'sube' su color e hidrata, por eso es la alternativa perfecta al fondo de maquillaje. Prueba con un tono más intenso que el de tu tez. La nueva: Pure Radiant Tinted Moisturizer, de Nars (38 €).