Aplica bien la crema reductora

La eficacia de las anticelulíticas depende de su correcto uso. Los expertos de Iodase aclaran dudas.

Olga Tarín

Anticelulíticos, cremas reductoras, reafirmantes son tratamientos a los que todas recurrimos en verano. Pero, ¿realmente funcionan? Los expertos de Iodase nos explican cómo la correcta aplicación de estos cosméticos corporales puede potenciar sus resultados y ayudar a conseguir el objetivo deseado.

1. Ante todo, hay que leer bien las instrucciones del producto.

2. Realizar una exfoliación corporal una vez a la semana ayuda a que los activos penetren en las capas más profundas.

3. Hay que aplicar el producto solo en la zona de tratamiento, con un ligero masaje circular hasta su completa absorción.

4. La constancia es tu mejor aliado. En este sentido es importante que insistas 2 veces al día.

5. No apliques crema hidratante en las zonas de tratamiento, ya que las anticelulíticas y reductoras también tienes activos humectantes.

6. Si vas a usar un protector solar, exitiene el reductor al menos una hora antes del bronceador, para que los activos puedan penetrar bien y llegar a las capas más profundas.

7. Lávate bien las manos y las muñecas después de su aplicación.

8. Es normal sentir frío o calor tras el uso del reductor. Este efecto se debe a la acción de las sustancias cosméticas, y desaparece al pasar unos minutos. Concretamente, realizan una función de “gimnasia pasiva” para activar los capilares y conseguir eliminar la grasa localizada.

9. No aclares el producto después de aplicártelo, espera que penetre en la piel y haga su efecto.

10. Ten paciencia. En la mayoría de ocasiones los resultados no son instantáneos.