GETTY

6 trucos de belleza que hemos aprendido de las hermanas Kardashian en 2015

Marta Nieto | Woman.es

Durante este año hemos aprendido muchas técnicas nuevas de maquillaje, pelo, cuerpo,... Y no hemos parado de ponerlo en práctica. Pero si de verdad debemos agradecer a alguien las novedades beauty que han arrasado y arrasarán todo el 2015, son las que hemos aprendido de las hermanas Kardashian y en concreto de estas tres: Kim Kardashian, Kylie Jenner y Kendall Jenner. Gracias a ellas hemos conseguido sacarnos más partido y, sobretodo, divertirnos imitándolas.

Hace algunos meses, la pequeña del clan, Kendall afirmaba que Kim, Khloé y Kourtney fueron a la escuela de maquillaje, donde aprendieron a sacarse mucho partido y por eso sus maquillajes son siempre intachables. Por eso de Kim, las tendencias que hemos aprendido sobre sus trucos de maquillaje han sido muy relevantes:

- El contouring, sin duda la estrella de este año en cuestión a maquillaje y que la celeb puso de moda en un abrir y cerrar de ojos. Es la cirugía del maquillaje, con el que conseguir una mejora temporal sin necesidad de pasar por el quirófano.

- "Hornear" la cara, una de las últimas tendencias en hacerse pública y que con solo corrector y polvos blancos se consigue.

- Lavar el cabello cada 5 días, una de las más polémicas pero que en realidad, es algo beneficioso para el brillo y fuerza de nuestro cabello.

De Kylie lo más relevante y que aún sigue en el top de tendencias es su boca pero también puso de moda los tintes de colores, como el azul verdoso que lució durante una temporada. Pero sin duda, la clave sigue siendo sus labios, donde la polémica ha llegado hasta las redes sociales como con el hashtag #KylieJennerChagenge, dónde adolescentes del mundo intentaban tener la boca de la celeb con prácticas peligrosas.

- Los labios perfectos

- El color de pelo

Y de Kendall, la modelo de las hermanas, lo que más ajetreo ha traído en redes sociales ha sido su #hearthair, un peinado casi imposible que ha revolucionado las redes sociales.

Gracias a ellas seguiremos aprendiendo y adoptando formas y estilos que nos favorecen más, nos divierten y nos acercan un poquito más a sacar la diva que llevamos dentro.